El 2020 fue un año de pruebas y vicisitudes donde las dificultades grandes y pequeñas no se hicieron esperar, sin embargo, también fue un año de oportunidades y de grandes logros. Andalucía se enorgullece del que ha sido un año ejemplar en materia de manejo del agua. A lo largo del año pasado, la Consejería Agricultura Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible ha puesto en marcha una serie de medidas que dejan clara la importancia del agua como recurso para las autoridades, y el papel fundamental que su manejo tiene en la Revolución Verde de Andalucía.

El logro culminante del año debe ser la aprobación del Pacto Andaluz por el Agua, una propuesta para la cual se trabajó durante casi dos años y que bien podría replantear las políticas hídricas de Andalucía y su relación con el medio ambiente. Durante este tiempo, también se ha trabajado fuertemente impulsando a la depuración de las aguas residuales, este histórico esfuerzo ya está dando sus primeros frutos, pues viene acompañado de reformas infraestructurales y de planificación que han permitido impulsar el uso de aguas regeneradas en distintos ámbitos, dando paso a su vez a nuevo oportunidades de inversión y trabajo.

Además de esto, se ha dado un gran paso adelante en materia de abastecimiento de agua. Siendo Andalucía una de las comunidades más afectadas por el cambio climático, es de agradecer el esfuerzo que ha comenzado a hacerse con el objetivo de renovar la infraestructura de suministro de agua para que en los años venideros pueda realizarse mejor el suministro del líquido vital.

Protegiendo el agua y las personas

Pero la gestión del agua no solo incluye su suministro y depuración, también comprende materias de seguridad para las personas y el medio ambiente. Por esta parte se puede mencionar el gran trabajo que se ha realizado durante el año para limpiar y reforestar los cauces de los ríos, con esto se protege a las orillas de posibles desbordes e inundaciones y además se eliminan especies de plantas invasoras. 

También se ha logrado un control sobre las cuencas hidrográficas intracomunitarias y las presas gracias al Sistema Automático de Información Hidrológica. Este sistema de última tecnología permite monitorear en tiempo real la cantidad de agua en cada embalse y el caudal de cada río bajo la administración de la junta de Andalucía. Esta información permitirá un manejo más preciso y rápido del agua en situaciones de emergencia, previniendo catástrofes y daños a la infraestructura causados por un flujo de agua desmesurado. Y por si fuera poco, también se realizó una inversión histórica para implantar los planes de emergencia en todas las presas bajo la administración de la junta y renovar los sistemas de auscultación de sus embalses.

 

Un futuro rebosante

Todo lo logrado en el año pasado por la Consejería de Andalucía no solo se reduce a un mejor manejo del agua, también incluye una mejor relación con el medio ambiente, nuevas posibilidades de empleos y negocios, en conjunto con un interés remarcable por la calidad de vida de la ciudadanía. Esto ilustra a la perfección como el agua abarca casi todos los ámbitos de la sociedad humana, en este año que pasó, Andalucía ha demostrado que manejar los recursos hídricos con respeto y precaución es un paso importante para alcanzar la prosperidad.