Porra antequerana: tradición de la mesa familiar andaluza
Resultado de la preparación de la porra antequerana

Un ingrediente de origen vegetal que no puede faltar en las preparaciones realizadas en Andalucía, sin duda es el aceite de oliva. Pues además de ser el cultivo que embellece los campos de esta región, también es uno de los alimentos que identifica su gastronomía. 

Alrededor de un millón y medio de hectáreas de la región andaluza, está destinada al cultivo del olivar. Según afirma el portal web de la Junta de Andalucía, “en ningún lugar del mundo crecen más olivos ni se producen tantos y tan buenos aceites de oliva virgen extra“. 

En cuanto a la gastronomía andaluza, la mayoría de las preparaciones incluyen aceite de oliva. Como en el caso de la porra antequerana, un platillo típico de la ciudad Antequera, que resalta por sus sabores naturales y concentrados, pero a su vez goza de todas las bondades del aceite. 

Receta de Porra Antequerana 

La preparación de la porra antequerana es muy popular tanto en la ciudad de Antequera, como en todo Málaga. Es una gran opción que podéis realizar para refrescar vuestros días en verano. 

Esta receta es muy parecida a la del gazpacho andaluz y al salmorejo cordobés. Sin embargo, la gran diferencia de la porra antequerana, es que su consistencia es más espesa. 

Igualmente, la porra no suele consumirse como bebida, sino con cuchara por su espesor. Si queréis realizar esta deliciosa receta, pues ¡manos a la obra!

Ingredientes:

1 Kg de tomate 

400 g de pan de hogaza duro 

180 ml de aceite de oliva ecológico virgen extra 

1/2 pimiento rojo 

3 dientes de ajo

Sal al gusto 

3 cucharadas de vinagre 

Preparación:

  1. Lo primero que debéis hacer es colocar en el vaso de la batidora los tomates pelados y muy bien troceados, el pimiento y los dientes de ajo. 
  2. Triturad durante unos minutos hasta obtener una mezcla homogénea. 
  3. Luego añade el vinagre y el pan duro escurrido para que el resultado de la porra sea espeso. Agrega sal a gusto y tritura los ingredientes por un par de minutos más. 
  4. Una vez que tengáis una crema homogénea, añade el aceite de oliva, incorporándolo a la mezcla a una velocidad media. 

La característica de la porra antequerana tradicional es su textura muy espesa. Para asegurarte de esto, ponéis una cuchara en la porra y si se queda en pie, significa que ha quedado perfecta. 

¿Por qué es tan popular el aceite de oliva en Andalucía?

El delicioso sabor del aceite de oliva producido en la comunidad andaluza.



La principal razón por la que este ingrediente vegetal es popular tanto en la gastronomía andaluza, como en su economía, es porque la comunidad es el mayor productor de aceite.

Según el portal web Qcom.es, “Andalucía es el principal bastión productor del aceite de oliva español, siendo el oro verde una de sus señas de identidad por excelencia. Produce el 85% del aceite español“. Por este motivo, el producto natural más usado en las preparaciones de la región andaluza es el aceite de oliva.

Además, representa patrimonio y tradición entre los habitantes de la comunidad andaluza. Sobre todo, porque el cultivo de olivar es el sector que más empleo agrario genera, según datos publicados por la Junta de Andalucía. 

Beneficios del aceite de oliva 

No cabe duda que en la actualidad cada vez son más las personas que incluyen el aceite de oliva en su alimentación diaria. Gracias a que es un producto natural que se obtiene mediante procesos ecológicos.

Por ello, sus propiedades son altamente beneficiosas para la salud y es reconocido mundialmente como un alimento natural fundamental para la dieta mediterránea. 

Por lo tanto, está comprobado que el consumo frecuente de aceite de oliva virgen extra, ayuda a prevenir el cáncer, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Además, contribuye a reducir los problemas de colesterol y retrasa los efectos del envejecimiento. 
Agregar aceite de oliva a vuestra alimentación diaria brindará innumerables beneficios a la salud. Sin embargo, el consumo recomendado de este producto es de “tres a seis raciones diarias“, según la Fundación Española del Corazón.