El lince ibérico se ha convertido en uno de los símbolos más nobles en la lucha por preservar a la fauna salvaje española. Esta especie es de los animales que enfrenta peligro serio de extinción debido a las prácticas humanas como consecuencia de la pérdida de su territorio y atropellamientos, entre otras lamentables acciones que han contribuido a la desaparición de este singular felino ibérico tan representativo.

El camino para salvarlos ha sido largo, pero el Fondo Mundial para la Naturaleza, mejor conocido por sus siglas en inglés WWF, por World Wildlife Fund; ha propuesto una simbólica forma de apadrinar un cachorro de lince y así ayudar a las organizaciones a mantener el proyecto, que hasta ahora ha logrado “Multiplicar por siete su población en libertad”. Recordamos, que según las aseveraciones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), el Lince Ibérico es considerado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; “El felino más amenazado del mundo”.

Lince Ibérico en peligro de extinción
Lince Ibérico en peligro de extinción/Público

La adopción, una forma noble de contribuir

El apadrinamiento es la campaña que la WWF promociona a través de su plataforma web para garantizar el cuidado de este tímido felino, reconocido por sus grandes ojos y personalidad asustadiza. La manera de oficializar una “adopción” es ingresando a la página oficial de la organización WWF, donde podrás donar 39 EUR a través de una tarjeta de crédito o una transferencia bancaria. Además, será necesario llenar un formulario con datos personales y dirección exacta, y es que la causa ambientalista, a cambio de cada donativo, promete enviar “Un lince ibérico de peluche en tamaño pequeño, un folleto informativo, una bolsa ecológica con el logotipo de la organización y un certificado que avale la adopción”; conforme a lo indicado en la web oficial del Fondo Mundial para la Naturaleza.

Al momento de hacer la contribución, también será posible elegir a otros adorables peluches para apadrinar, uno de ellos representa a otra criatura española; el Lobo Ibérico. Los contribuyentes deben saber que cada donativo puede influir en “Una desgravación en la declaración de la renta de hasta 75%, siempre que el donativo sea de al menos 150 EUR”. Se trata de una manera de motivar a la población española de involucrarse en esta causa ambientalista, comprometida en salvar y darle otra oportunidad a la fauna local.