Agua cae del grifo

En estos meses de verano el consumo de agua se eleva, ya que hay mayor necesidad de hidratarse. Sin embargo, el agua puede ser una inversión cuantiosa, si no se sabe racionar de manera eficiente. Además, se trata de un recurso preciado, que es vital para los seres humanos, por lo que no debe ser desperdiciado.

El agua puede ser ahorrada tomando medidas en el hogar y en el día a día, esto evitará que el calor te obligue a utilizar mayores cantidades y tu cuenta de agua aumente. Lo principal es conocer el consumo diario que le das al agua para evaluar si lo estás desperdiciando.

Maneras eficientes de ahorrar agua para hacer recortes económicos

El ahorro de agua tiene impactos económicos

Duchas: Sabemos que el calor suele ser extenuante, pero lo mejor para refrescarse no siempre es tomar un baño largo. Una ducha que dure un par de minutos puede cumplir la misma función, así evitas llenar la bañera y desperdiciar unos 120 litros de agua aproximadamente, (aunque esto depende de la capacidad de tu bañera).

La cocina. Evitemos descongelar alimentos bajo el grifo. Te sorprenderá saber que con este método se van directo a la cañería hasta 80 litros de agua limpia, agua que podrías utilizar en otras funciones.

Lavavajillas. Contribuye a la misión de ahorro, siempre que se use de manera adecuada. El uso de agua se ve disminuido hasta en un 50% de esa forma, ya que con el método habitual el grifo queda abierto mientras aplicamos detergente.

El racionamiento debe provenir de tus decisiones personales para ahorrar en función de cada tarea. 

Cuando te dispongas a limpiar y a asearte, cierra el grifo si no requieres del líquido. La consciencia que imprimas en tu hogar es necesaria para el cuidado del agua.

La reducción de la factura de agua este verano es posible, solo hay que reflexionar acerca de los gastos que elevan el consumo. En otro sentido, también podrás ser receptivo con el planeta, ya que el agua es un recurso no renovable que todos necesitamos para vivir.  

Fuente

Guinotprunera