La alimentación en medio del confinamiento, se ha vuelto un tema controversial porque la accesibilidad que existía para ir a un supermercado se ha esfumado durante los días de cuarentena. Esta semana me encontraba leyendo un poco sobre la alimentación con el Covid19 y para mi sorpresa; en el territorio español un tercio de su población está adquiriendo buenos hábitos en sus comidas diarias, dicho por un estudio realizado de Upfield en el país. 

alimentación en medio del confinamiento

No obstante, el resto de la población aún muestra inconvenientes con su modo de comer, de que hay personas que han notado cambios drásticos negativos en su masa corporal y en su silueta. He decidido hacerle una entrevista a la doctora nutrióloga  Márquez Suárez; para preguntarle mejor cómo se debe comer en tiempos de cuarentena y qué recomendaciones da a sus pacientes vía online en la crisis sanitaria que se vive al día de hoy. 

Vivo en la Reserva de la Biosfera, Fuerteventura, aporto mi saber para el conservacionismo de nuestro planeta y el cuidado de nuestro cuerpo como fuente de energía. 

Dra. Yarima Márquez Suárez, Médico Nutrióloga.
¿Cómo recomienda que deba ser nuestro hábito de comida durante el confinamiento?

Al margen de la dificultad para realizar la compra de nuestros alimentos debido a la pandemia provocada por el  COVID-19, se debe procurar mantener una alimentación variada y balanceada, esto no es más que el consumo de alimentos en cantidades adecuadas, con la intención de brindar el aporte de nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Teniendo en cuenta que la variedad en los menús se hace cuesta arriba por la dificultad ir al supermercado ¿Afecta esto a nivel físico? ¿Cómo lo hace?

Debemos saber que: La alimentación es la manera de aportar al cuerpo humano los nutrientes esenciales para que se mantenga el proceso vital, la vida.

La nutrición es el conjunto de reacciones químicas que ocurren en los distintos alimentos para que estos aporten los distintos nutrientes al organismo. Es decir, el organismo transforma los carbohidratos, las proteínas; las grasas, las vitaminas, los minerales; etc, de manera que los hace utilizables para el cuerpo humano. Vamos a intentar aclarar cómo podemos organizar nuestra propia dieta de forma equilibrada y lo más variada posible; teniendo como objetivo principal el mantener y mejorar la salud.

Para entenderlo, hay que remitirnos a un ineludible hecho: la alimentación puede volverse monótona, a tal punto que se ha obligado al organismo a depender de los productos terminados y no de los que su propia tierra le ofrece. La variedad evita que comamos todos los días lo mismo y podemos lograrla combinando en cada comida del día, alimentos de los tres grupos básicos (plásticos, energéticos y reguladores). 

En la actualidad, debido al COVID-19 nos hemos visto en la obligación de permanecer en casa por lo que muchas veces se nos imposibilita asistir con regularidad a los centros de distribución de los alimentos conllevando a la innecesaria compra de alimentos procesados, carnes de baja calidad proteica y mayor contenido en grasa; ausencia de pescados (fuente natural de ácidos grasos omega-3, protectores cardiovasculares) menos  frutas y vegetales (ricas fuentes de nutrientes reguladores vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes).

¿Qué aconseja para que la compra de alimentos sea la idónea a la hora de ir al supermercado?

En el supermercado: planifique el menú, compre con previsión. Planee la comida necesaria si es posible para toda la semana; calcule el número de personas y los platos a cocinar. La lista de alimentos es de gran ayuda, evite salirse de ella. Si no encuentra un producto el cual acostumbra opte por otro equivalente, pero antes lea la información nutricional, debe ser bajo en grasas, azúcares y sodio.

alimentación en medio del confinamiento
¿Cómo asegurar la durabilidad de los alimentos en casa?

En la despensa y refrigerador aplique la ley del FIFO (first in, first out) lo primero que entre, es lo primero que debe salir. Pastas, arroces, cereales, o harinas, una vez abiertos, se conservan mejor en recipientes herméticos. El pan de molde tendrá más vida útil si lo mantiene en el refrigerador. Si los cereales se han reblandecido, en lugar de botarlos; mételos un minuto al horno, a unos 100 ºC, tapados con papel de aluminio, y volverán a quedar crujientes.

Conclusión

Con la explicación de la doctora Márquez Suárez puedo concluir que, aún cuando las prevenciones de la pandemia son parte de nuestra vida; se puede llevar a cabo un cambio de hábitos más saludable con los recursos mínimos encontrados en los supermercados y con una inversión asequible para la mayoría de las personas en España.

Pese a las dificultades y al estrés que pueda generar esta situación para cada una de las personas que aún permanecemos en cuarentena; tenemos la oportunidad de cambiar nuestra rutina nutricional para poder finalmente alcanzar un alto estado de salud; siempre y cuando complemente con hábitos de bienestar como un programa de ejercicio acoplado a sus gustos y necesidades.





Soy estudiante de Comunicación Social en la Universidad Santa María, Caracas, Venezuela. He trabajado como redactora de artículos en la web y actualmente soy Community Manager.