Actualmente es común que las personas sigan una dieta vegetariana por motivos religiosos, sociales o ideológicos. Es decir, se limitan a tener una alimentación que no incluye el consumo de carnes. De hecho, este término se relaciona estrechamente con el ambientalismo según el medio Ecogestos.com; que en su artículo “Beneficios Ambientales del Vegetarianismo” insiste en que los aportes que este sistema de alimentación le brinda al planeta son importantes.

La misma fuente comenta que “la conciencia ambiental está presente en estos momentos en cualquier área”; y que “se busca una mejor calidad de vida a través de productos que aporten menos riesgos al organismo humano”.

Los derechos de los animales

Sitios web como stopganaderiaindutrial.org; han protestado debido a causas relevantes en el ambientalismo como lo es el maltrato animal y la reproducción ganadera por considerarlos “factores de riesgo para la diversidad genética”. De hecho, la organización Compasión en la Agricultura Mundial, (CIWF por sus siglas en inglés; Compassion In World Farming), asevera en su artículo titulado “El Futuro del Bienestar Animal” que en estos momentos se vive un “colapso del mundo natural” debido a las granjas de animales; donde “el hombre realiza prácticas crueles hacia los seres vivos por intereses comerciales”.

El mismo artículo señala que “una alimentación en base a carne obliga a las naciones y empresas a cubrir una demanda muy grande”. La plataforma comunica que “el consumismo (excesivo) está acabando con los recursos y la fauna silvestre”; es lo que consideran un “sistema de alimentación que no se sostiene por sí mismo”.

Cifras ambientales lamentables

Por otra parte, estas organizaciones han buscado la manera de crear campañas; poniendo en evidencia una serie de datos que respaldan la lucha social por el rescate del planeta tierra. La organización Greenpeace señala en su página web que “el 24% de los gases tóxicos que causan el efecto invernadero se derivan de las prácticas agrícolas”. También hacen referencia a que “el 80% de las zonas deforestadas son ocupadas por el mismo sector industrial”, quitándole oportunidad a la naturaleza de subsistir. 







Mariana Uzcátegui Muñoz
Soy redactora creativa y profesora de literatura. Me desempeño en el ambiente ecológico, literario y gramatical.