En el planeta tierra hay zonas que han padecido los efectos de la contaminación más que otras. Los glaciares de Groenlandia, han padecido los últimos años los estragos del calentamiento, así como las zonas boscosas de Australia sufrieron los incendios masivos derivados de las altas temperaturas. Sin embargo, algunos mares que pudieron sortear durante años los efectos nocivos contaminantes ahora se han visto perjudicados por los bruscos cambios atmosféricos que sufre el planeta; tal es el caso de la costa española del Mediterráneo, que abarca zonas desde Barcelona a Algeciras. Ante tales cambios, campañas ambientalistas han dispuesto material tecnológico para hacer un monitoreo de carácter ambiental y científico como el que promociona la plataforma IEO; para así medir los daños.

El día 23 de junio de 2020 Barcelona ha sido partícipe de uno de los eventos ambientalistas que se ha puesto en marcha después de haber superado el evento de la pandemia. Se trata de los “Programas de Monitorización Ambiental RADMED Y ASMARES” que tienen equipos tecnológicos, cuyo objetivo es recorrer toda la costa mediterránea en un buque para medir todos los efectos que el cambio ambiental y la contaminación han causado al ecosistema, y así poder predecir cómo afectaría a la población humana y a la fauna marina.

El proyecto no tardará más de un mes, de hecho, el recorrido tomará 20 día exactos; hasta el 12 de julio, según lo han dispuesto “investigadores de los Centros Oceanográficos de Baleares y Málaga del IEO”. Es el tiempo que tomará recorrer las áreas estratégicas de la zona, además de hacer paradas para tomar muestras necesarias para medir “Las distintas variables físicas, químicas y biológicas como la temperatura y el oxígeno que hay en el mar”.

Mapa donde figuran todas las estaciones: RADMED-TRES (P: Cabo Pino; M: Málaga; V: Vélez-Málaga; S: Cabo Sacratif; CG: Cabo de Gata; CP: Cabo Palos; D: Denia; GV: Golfo Valencia; T: Tarragona; BNA: Barcelona; B: Baleares; MH: Mahón; ALB: Alborán). ESMARES (AG: Algeciras; ST: Sotogrande; MA: Málaga; AL: Almería; CT: Cartagena; MM: Mar Menor; CU: Cullera; VA: Valencia; DE: Delta del Ebro; LL: Llobregat).

Ventajas que brinda el monitoreo

La principal ventaja que el estudio genera es la de poder realizar comparaciones en distintas posiciones de la costa mediterránea. Esto también ayudará a los entes gubernamentales a tomar decisiones necesarias para la protección de los ecosistemas. Con este estudio “Se dispondrán de datos reales y fiables acerca de la realidad del mundo marino para que las diversas organizaciones estén asesoradas”. Una de ellas es el Convenio de Barcelona para la Protección del Mediterráneo, que desde 1976 vela por la protección de los océanos del mar en pro de un mundo sostenible, y contribuyendo activamente para proteger el patrimonio natural de la nación española.