Como parte de la iniciativa «Ponte las pilas y recicla» impulsada por las organizaciones Ecomar y Ecopilas, unas 72 instituciones náuticas, entre clubes y escuelas, han logrado la extracción de 1 200 kilogramos de baterías usadas durante el verano, a pesar de la poca presencia de temporadistas.

La campaña tiene como finalidad la concienciación de quienes se forman en estas academias, especialmente de los niños, sobre el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje. Como resultado, han logrado recoger un total de 7,7 toneladas desde su inicio en 2015. Además, en esta ocasión se repartieron pequeños recopiladores domésticos y cada una de las sedes afiliadas recibió contenedores especiales.

Contribucioes de Ecomar y Ecopilas

Una gran cantidad de recopiladores y contenedores han sido distribuidos por toda España

Theresa Zabell, presidenta de Ecomar, ha considerado como «muy motivador» el hecho de que muchos hayan querido sumarse a estas actividades en pro de un adecuado proceso de descarte de las pilas gastadas, a pesar de las difíciles condiciones provocadas por la crisis sanitaria. Igualmente se mostró satisfecha por la acogida cada vez mayor que ha tenido esta iniciativa entre los más jóvenes, a quienes calificó como futuros «grandes embajadores del cuidado de nuestro planeta».

El presidente de Ecopilas, José Pérez, también celebró los logros alcanzados en este verano por la importante manifestación de conciencia medioambiental en España que no se detiene ante las dificultades que el mundo ha debido enfrentar a lo largo del año 2020. Agregó que es primordial el crecimiento de ambas fundaciones en aras de inculcar hábitos favorables al medio ambiente desde las edades más tempranas.

Como parte de sus incentivos, la campaña premia con equipamiento deportivo a las tres instituciones que sumen el mayor número de pilas recogidas a lo largo del verano. El Club Do Mar Cariño de La Coruña se ha alzado con los máximos honores al recoger un total de 460 kilogramos, más de un tercio de la totalidad.

El segundo lugar fue para la organización Actividades Náuticas de Tenerife, con un total de 239 kilos retirados de las costas, mientras que el otro peldaño del podio fue ocupado por Cataventos Escola de Vela de Muxia (La Coruña) al alcanzar una recolección de 160 kilogramos.