Así lo ha asegurado la organización Igualdad Animal, que ha puesto en marcha la campaña A4-Chicken con su lema «Nos están tocando los huevos» denuncian el hacinamiento que viven las gallinas en España. Además, han colocado una lona de 22 × 19 metros en Madrid como un llamado de atención ante las precarias condiciones que viven las aves de corral.

Señalan que la mayor parte de ellas permanecen confinadas sobre superficies de alambre inclinadas que acaban por herir y deformar sus patas. Además, el tamaño de las jaulas les impide ver el sol o desplegar sus alas. Incluso conductas propias de la especie, como escarbar o hacer nidos se ven entorpecidas al encontrarse en un espacio tan reducido, atentando contra su naturaleza.

También advierten que las gallinas sufren maltrato desde su nacimiento. Para evitar que se ataquen entre sí a causa del estrés, les cortan el pico mediante rayos infrarrojos, sin aplicar algún tipo de anestesia. Además, más de dos millones de estas aves mueren anualmente, e incluso incurren en prácticas como el canibalismo.

Sobre las cifras de gallinas hacinadas, sostienen que España tiene la mayor cantidad de animales en jaulas a nivel continental, con un 77 %. Muy distante del 53 % de gallinas encerradas en el resto de Europa. Países como Alemania, Austria, Eslovaquia, Luxemburgo y, más recientemente, República Checa, realizan esfuerzos por reducir estas cifras. Algunos de ellos ya han prohibido las jaulas.

La campaña

Dos lonas han sido colocadas en Madrid para captar la atención de los transeúntes

Desde Igualdad Animal también han denunciado situaciones similares en otros países. En días recientes, revelaron mediante una investigación encubierta el confinamiento de miles de gallinas y pollitos en una granja de Reino Unido. La misma cuenta con certificaciones de bienestar animal. No obstante, detectaron jaulas sobrepobladas, gallinas vivas y muertas compartiendo espacios y raticida en las jaulas. También advirtieron la falta de lugares para anidar o poner sus huevos, y escasos recipientes de agua y comida.

Cuidar de los animales previene enfermedades

De acuerdo con la organización, muchas de las afecciones que ha afrontado la humanidad en los últimos años se asocian a la ganadería industrial. El contacto en mercados y granjas es uno de los causantes de numerosas infecciones. El consumo de productos de origen animal sin el adecuado tratamiento también ha sido señalado como el desencadenante de varias pandemias. Así lo afirman algunos reportes de las Naciones Unidas y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA).

Por ello, la iniciativa tiene como fin sumar voluntades a través de la recolección de firmas para promover cambios en la legislación sobre el cuidado de estos animales. Entre ellos, una medida legal por parte del Gobierno que prohíba el uso de jaulas y permita a España sumarse al progreso en la materia impulsado por otros países.