El coronavirus extendiéndose por todo el mundo ha generado una contracción financiera de consecuencias enormes. La paralización económica mundial ha disminuido el consumo energético, principalmente el consumo europeo y el español. 

La ecología

Con respecto a la ecología, este ámbito se ha visto beneficiado por la disminución mundial del dióxido de carbono, en especial el de Europa y el consumo español. Sin embargo, no es una noticia positiva del todo, ya que es producto de una tragedia, de la pérdida de una cantidad de millones de euros, pérdida de miles de españoles por consecuencias del Coronavirus.  

¿Qué dicen los ecologistas en España?

El trabajo desde casa, las reuniones remotas, los webinars o videoconferencias, debido al confinamiento de la población en sus hogares, son las opciones que más cobran fuerza en el área educativa como de trabajo de la población en España, y claro está, el ambiente ha obtenido un respiro. 

Menor energía y menos dividendos
Menor energía y menos dividendos

La industria petrolera decae

 La industria petrolera y gasífera mundial, que estaba tratando de no derrumbarse por distintos motivos, comienza a enfocarse en políticas ambientales para poder progresar. Sin embargo, varias empresas en Europa han visto mermada la producción petrolera debido al confinamiento, el reducido tráfico aéreo, y la poca actividad comercial que ha generado la demanda de los  hidrocarburos.

Industria automotriz durante el coronavirus
Industria automotriz durante el coronavirus

Impacto económico en España

El Gobierno ha tomado sus previsiones sobre la economía española debido al coronavirus. El Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo enormemente en el 2020 por la caída de la demanda interna y el estado de alarma.  De hecho, se tiene proyectado que la recuperación sea asimétrica, igual que en otros países del mundo. 

Repsol pierde millones de euros


Por último, vale la pena mencionar que Repsol pierde millones de euros por el descenso de los precios de los hidrocarburos, así como por la caída abrupta de la demanda debido a la COVID-19. Ante la crisis del coronavirus, Repsol tiene como prioridad abastecer los servicios básicos por encima de la renta, y han tratado de mantener operativas sus estaciones de servicio en España.