La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha declarado el estado de alerta frente al riesgo de incendios forestales en Gran Canaria a partir del lunes 12 de octubre. Más de 200 efectivos permanecen atentos ante cualquier eventualidad con unidades de apoyo, vehículos y aeronaves.

El Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Canarias (Infoca) ya ha sido activado ante los datos recogidos, que lucen como una peligrosa combinación de factores: sequía, calima leve, vientos moderados con posibilidad de adquirir intensidad

Temperaturas elevadas que oscilan entre los 28 y 34 grados centígrados, y que podrían continuar incrementándose, y una humedad que ronda el 30% en zonas por encima de los 600 metros sobre el nivel del mar, sumada a un «déficit medio de 59% en precipitaciones en los últimos 12 meses».

Ante esta posible eventualidad, el Gobierno de Canarias también ha exhortado a la comunidad a acatar medidas preventivas, como la prohibición de arrojar colillas o cerillas encendidas en la vía pública. El lanzamiento de fuegos artificiales tampoco está permitido, así como la colocación de desechos en áreas boscosas. También recomiendan retirar la maleza y las ramas en las proximidades de cada vivienda y tener a la mano implementos básicos como hachas, mangueras y agua almacenada.

En caso de tener mascotas, el llamado es a reservar agua, alimentos y mantener vigentes los certificados de vacunación y desparasitación de cada animal para facilitar los trámites de alojamiento temporal, de ser necesario, hasta el momento de su devolución. Cualquier emergencia deberá ser reportada al 112, como también debe evitarse la divulgación de rumores e información no verificada.

Recientemente, un importante incendio se produjo en Garafía durante el mes de agosto y se extendió por más de mil hectáreas.

Entre los mayores incendios forestales en Gran Canaria se halla el de mediados de 2007, cuando el 25% de su territorio (unas 20.000 hectáreas) fue presa de las llamas luego de los incendios en La Gomera y Tenerife 

Afectando a una gran cantidad de viviendas. Asimismo, se reportaron dos funcionarios heridos y varios centenares de animales perdieron la vida, entre ellos varias aves exóticas del parque zoológico ubicado en Barranco de los Palmitos.

 

Quemas irregulares y fogatas a lo largo del año han sido reportadas

Ante el incumplimiento de las medidas preventivas, el Cabildo de Gran Canaria ha realizado unas 20 denuncias a lo largo del año 2020, diez de ellas por uso indebido del fuego en zonas de alto riesgo durante acampadas entre los meses de julio y septiembre, la más crítica ante la posibilidad de incendios forestales.

Para realizar quemas controladas, deben ser tramitados los permisos correspondientes y cumplir con medidas de seguridad, como establecer un perímetro, contar con agua suficiente y vigilar el fuego constantemente. Está prohibido practicarlas durante el verano y cuando los termómetros registren temperaturas mayores a los 27 grados, o en caso de que rachas de viento superen los 25 kilómetros por hora.