Mucho se puede pensar que al reciclar papel estamos colaborando a frenar los efectos ocasionados por el hombre por el cambio climático, pero esto puede ser falso si pensamos fríamente de cómo se está abordando este tema.

Entonces, tocaría preguntarnos ¿el reciclaje de papel realmente ayuda a combatir al cambio climático?, la respuesta para algunos es que sí, pero para otros tantos la respuesta sería no.

¿Cómo se recicla el papel?

Sinceramente yo os diría, vamos a entender bien el rollo de como es el proceso del reciclaje de papel para poder llegar a una respuesta real, una respuesta objetiva, y que cada quien saque sus propias conclusiones.

Primeramente se debe de retirar todo rastro de escrito o tinte del papel, mediante la decoloración, luego de ello se debe de formar una pasta de papel adicionando en este proceso nueva pasta procedente de la madera, ya que el proceso de reciclaje produce rupturas de las fibras, ocasionando que el resultado del nuevo papel sea de menor calidad, por ello se le añade nueva fibra.

En la actualidad se está haciendo cuesta arriba reciclar papel debido a que algunos son cubiertos con plástico, aluminio, encerados, pegados o engomados.

Como vemos, el proceso para el reciclaje del papel es relativamente fácil, ahora vamos a comparar cuánto se consume de materia prima al elaborar papel de fibra virgen en comparación al papel reciclado.

Para fabricar una tonelada de papel virgen, «se emplean de 150 000 a 200 000 litros de agua, 7 000 kilovatios por hora de energía y se consumen 2 400 kilogramos de madera, aproximadamente unos 17 árboles. En contraposición, vemos que para fabricar una tonelada de papel reciclado se necesitaran 2 000 litros de agua y 2 500 kilovatios por hora de energía».

Si solo nos fijamos en estos datos, pareciera que reciclar papel es la mejor opción porque ahorramos agua, electricidad y hectáreas enteras de plantaciones de árboles, pero si ahora nos preguntamos de dónde proviene la energía que se está utilizando para el reciclaje, ¿vuestra respuesta sería la misma?.

Existen estudios donde se demuestra que las emisiones de gases efecto invernadero aumentarán para el 2050 si reciclamos más papel, ya que los métodos actuales para su procesamiento se basan en combustible fósil y electricidad de la red.

Influencia de las energías limpias

Por otra parte, los investigadores explicaron que las emisiones se podrán disminuir radicalmente si la producción y eliminación de papel se realizará utilizando fuentes de energías renovables en lugar de combustible fósil.

El doctor Stijn van Ewijk, del Instituto de Recursos Sostenibles de la UCL y el Centro de Ecología Industrial de Yale, destaca que el estudio «muestra que el reciclaje no es una forma garantizada de abordar el cambio climático. El reciclaje de papel puede no ser útil a menos que sea alimentado por energía renovable».

En conclusión, os puedo decir que si bien el reciclado de papel es capaz de salvar árboles y proteger las reservas de carbono de los bosques, el llevar a cabo esta medida de sostenibilidad ambiental utilizando medidas cero amigables con el medio ambiente es como no hacer nada.

Crear conciencia y el tener conocimiento de lo que se hace es la clave para que la ejecución de un proyecto medioambiental y que este vaya en consonancia con la economía circular es fundamental para frenar no solo el cambio climático sino grandes impactos ambientales. Reciclar papel puede ser útil para el clima solo si se realiza con energía renovable.