Hace algunos días la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sustentable ha avanzado con los trámites necesarios para que el Salar de los Canos, en el municipio de Vera, Almería; sea incluido en el inventario de humedales de Andalucía. Esta medida, que ha estado en discusión desde 2018, representa un paso importante en materia conservación de ecosistemas dentro del territorio español.

El Salar de los Canos es una laguna costera alimentada por las aguas de las Ramblas del Algarrobo. Constituye un humedal permanente de notable biodiversidad que destaca principalmente como zona de crianza y alimentación para aves acuáticas como la cerceta pardilla, la malvasía cabeciblanca y la garcilla cangrejera. Además de las aves, este ecosistema también resguarda otras especies importantes desde el punto de vista de la conservación, como la tortuga y el sapo corredor.

Por si fuera poco, este notable humedal también sirve como un espacio natural de gran valor estético y ecológico que genera una gran cantidad de servicios naturales que no solo favorecen a sus animales y plantas, sino también a las personas que viven en las comunidades cercanas.

El ingreso de este ecosistema en el listado de humedales de Andalucía permitiría que se apliquen regulaciones y controles sobre su administración con mayor eficiencia, asegurando una mejor conservación de las especies que habitan en ella y su ecosistema completo.

 

Para qué sirven los humedales

Parque nacional ujscie warty

Los humedales son algunos de los ecosistemas más protegidos alrededor del mundo, esto a veces resulta sorprendente para quienes consideran que solo son pantanos malolientes, pero la realidad es que los humedales constituyen ambientes sumamente sensibles y dotados de una importancia inestimable.

En primer lugar, poseen una biodiversidad prodigiosa que va más allá de sus límites geográficos. Las marismas y lagunas costeras sirven como puntos intermedios entre los ecosistemas terrestres y marinos, por esta razón son utilizados por especies procedentes de ambos entornos. Además, muchas especies los utilizan como áreas de anidación o de crianza y sirven como punto de parada para especies migratorias de aves. Por este motivo, su degradación afecta a una gran cantidad de especies locales y migratorias.

De igual manera, los humedales también sirven como puntos de depuración natural donde los residuos ambientales se convierten en nutrientes disponibles para el ecosistema. Por esta razón, desarrollan una gran cobertura vegetal y ayudan al desarrollo de los ambientes circundantes. Sin embargo, su capacidad depuradora también los hace muy vulnerables a la sedimentación, eutrofización y contaminación. Por esa razón es tan importante proteger a los humedales de las actividades antropogénicas que pueden afectarlos negativamente.

 

Conservando el ecosistema

Alrededor del mundo las tendencias están cambiando y cada vez se enfoca más a la conservación de los ecosistemas como una medida integral para defender al medio ambiente y a las especies que en él habitan. Al ingresar en el listado de humedales de Andalucía, el Salar de los Canos pasará a ser parte del inestimable legado natural que seguirá enriqueciendo a España en el futuro, manteniendo su puesto como uno de los países con mayor biodiversidad en toda Europa.

En este caso, el Salar de los Canos representa una herencia para las futuras generaciones que, al igual que nosotros, tendrán acceso a sus beneficios y heredarán la responsabilidad de proteger tan importante ecosistema.