virus-combatir

forma viral

Muchos expertos aseguran que el Covid 19 podría estar en la vida diaria un largo periodo de tiempo. Actualmente el interés mundial y la premura para que ocurra la aparición de una vacuna, que pueda frenar de forma definitiva la expansión del virus, sigue vigente. Mientras tanto los ciudadanos del mundo solo pueden ejecutar medidas preventivas que ayuden a prevenir los contagios, que lamentablemente siguen haciendo estragos en muchos lugares del planeta.

Sin embargo, aunque todavía no se conoce con exactitud cuánto tiempo se pudiera retardar la aparición de una vacuna, España ha dado una noticia importante y por supuesto gratificante, que podría ayudar de forma directa y eficaz a que los ciudadanos del mundo puedan tener más de flexibilidad, seguridad y confianza a la hora de salir a la calle y exponerse a un contagio.

La extraordinaria noticia es que una compañía con sede en Alicante, de nombre “Flat Tube Energy”, ha fabricado con mascarilla sin filtro, que podría eliminar el temido virus del Covid19 mientras se respira. Una acción que ejecuta por medio de una cortina ultravioleta láser con energía dirigida (UV_C)

Un prototipo que podría cambiar la tecnología utilizada para combatir el virus.

Esta tecnología se refiere exclusivamente a que por medio de la acción ultravioleta los virus se eliminan, de ahí surgio la idea de diseñar esta mascarilla, la cual por medio de una cámara en su interior no solamente detiene la acción viral, sino que también frena los riesgos existentes por el contacto.

En este sentido esta innovación no solamente tendría una gran influencia en la eliminación de este virus, sino también en otras formas de gripes estacionarias, y frenar la propagación por la aparición de nuevas formas virales que se pueden convertir luego en pandemias.

Dos personalidades de la Universidad Miguel Hernández de Elche, así como el Fondo De Emprendedores de Repsol, han sido las personas que patentaron esta innovación. Su diseño basado exclusivamente en diodos láser dirigidos, que actúan con sistemas de rayos ultravioleta de baja frecuencia, funcionan con una batería de  10 horas de duración, que se recarga como un móvil. La mascarilla también tiene la particularidad de ser construida por medio de impresión 3D.

Los estudios que llevaron a la confección de esta mascarilla, concluyeron que la luz ultravioleta posee un rango muy limitado, y no puede pasar a través de la capa de células muertas que se encuentran en la piel humana, inclusive en la capa de lágrimas en el ojo, por lo que su implementación en esta mascarilla no significa ningún peligro para las células del cuerpo.

También concluyó que la luz ultravioleta podría alcanzar un material genético e influir para que sea desactivado, como el caso del virus, ya que la luz si puede atacar los enlaces moleculares relacionados con la unión en el ADN. Por lo que resulta eficaz para detener las acciones de los virus.

La confección y fabricación de esta máscara, podría resultar un paso muy importante para la contención y freno de la propagación de muchos virus, por lo que es importante que este tipo de ideas que ayudan significativamente a la condición óptima de la salud de las personas, no solo serán tomados en cuenta, si lo que puedan significar una fórmula efectiva a ejecutar por los organismos gubernamentales en pro de la ayuda de la conservación de vida de los ciudadanos del mundo.

Inclusive, mucho más allá de la aparición de la vacuna, como el caso del COVID-19, que todavía está en fase de investigación. Esta mascarilla podría frenar significativamente la expansión de un virus. El motivo más importante para que esta iniciativa sea tomada en cuenta.