La producción de la energía renovable en España ha ido en aumento debido a las diferentes causas ambientalistas que luchan en el país para obtener una fuente de electricidad que sea amigable con el planeta. En el año 2019 el Real Decreto – ley 17-2019 aprobó un convenio donde se pretende “regular un sistema de retribución a las instalaciones de energía renovables pro al menos 12 años” decisión que había tranquilizado al sector ecológico, aunque requería del aporte y apoyo del gobierno central. La noticia de este 26 de junio de 2020 es que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Resto Demográfico (MITECO), en función a dicho Decreto, abrirá un “periodo de audiencia”, donde se pueda delimitar un precio que todos estén dispuestos a pagar por la “energía que generarán las nuevas instalaciones para hacer la transición”.

El comunicado del MITECO señala también que todos los consumidores, industriales y domésticos, podrán involucrarse en esta nueva propuesta. Y es que “responde a la necesidad de ofrecer una oportunidad estable que incentive a la producción económico en función del consumo de energía verde para paliar con los efectos sociales y financieros que dejará la pandemia”, señaló el comunicado ministerial. También asevera que esta medida es parte del compromiso que el gobierno nacional hizo para la instalación de tornos de energía renovable, esta vez impulsado económicamente por un sistema de “subastas” en la que los ofertantes son los mismos consumidores.

Todo lo que se debe saber acerca de la subasta

MITECO informó que el producto subastado será un “cupo de energía o de potencia máxima”, cuyo precio será delimitado por el puje que genere la misma actividad. Además, habrá algunas opciones que “Tendrá el ofertante como fijar un monto mínimo antes de involucrarse en la subasta y pedir que su aporte sea confidencial”. La intención es que después de que se realice dicha subasta, los productores de energía renovable puedan “llevar al mercado un producto de altísima calidad, con precios competitivos y de acuerdo a su previsión”.

Entre los beneficios que obtendrán los consumidores con esta medida, está el ahorro definitivo de las facturas eléctricas, lo cual funciona como incentivo para que la población se sume a la causa ecologista. En otro sentido de ideas el aporte económico para la subasta “podrá ser fijada al inicio de cada sesión, con valores estimados en 0 y 0,5 Euros”. Además, “Se van a establecer una serie de normativas y penalizaciones” que vayan de la mano del Real Decreto para que todos los sectores se comprometan tanto a pagar por el servicio como a suministrarlo, según corresponda.

El comunicado finaliza puntualizando un calendario con miras a “favorecer a la subasta”, y que este tendrá un periodo mínimo de cinco años; contará con actualizaciones y se ajustará a través de los objetivos planteados. Estas decisiones tienen amparo legal a través del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, y serán publicadas próximamente a través de boletín Oficial del Estado. De esta manera se logra un paso más en el camino hacia la transición ecológica- ambiental, que le permitirá a España ahorrar el dinero invertido en energía eléctrica y cuidar de sus recursos naturales a largo plazo.