Desde hace tiempo atrás, Chile y Sudamérica en general están experimentando un fenómeno sin precedente alguno, en el cual se expone la peligrosidad de una especie africana que lleva por nombre mosca verde.

¿Desde cuándo la mosca verde hace estragos en Sudamérica?

La mosca verde o científicamente conocida como Chrysomya albiceps, es una especie que proviene de África y está invadiendo al continente americano desde 1978.

La primera vez que fue registrada en Sudamérica fue en Brasil, un país que fue el receptor y que con el traspaso del tiempo la exportó a otras naciones sudamericanas, entre ellas Chile. Es considerada como una de las invasiones biológicas más grandes que han existido, con lo cual la biodiversidad se ve severamente amenazada en el continente.

El temor por la mosca verde radica en que es una especie depredadora, la cual es mortal con las especies nativas.

Especie extraña en Chile y tórax verde brillante

Gracias al trabajo realizado por un grupo de científicos adscritos al Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (Capes) de la Universidad Católica, se pudo conocer cuál es el área donde se posiciona la mosca verde en el país austral. La investigación fue liderada por Matías Barceló, quien es ecólogo y conoce a la perfección la materia.

Se sabe que la mosca verde se ha convertido en una de los animales más raros que existen en Chile, cuya apariencia es muy parecida a especies que pertenecen al género Lucilia; o en su defecto, son atribuidas al género denominado Chrysomya.

Las particularidades taxonómicas que ayudan a diferenciar sus características, muestran la presencia de un tórax verde bastante brillante, sendas setas verticales a lo largo de su exterior, entre otros detalles.

¿Fue complejo capturarla?

Los recursos empleados para desarrollar la investigación fueron sumamente altos a la hora de capturar a la mosca verde. Por ejemplo, fue esencial la utilización de cámaras fotográficas de gran magnitud, lo que permitió la correcta identificación con respecto a especies nativas que son del mismo color.

La mosca verde y su presencia en territorio chileno

La expansión de esta especie africana en Chile tuvo lugar en la zona central, específicamente entre los años 2006 y 2011. No obstante, luego de 2015 la mosca verde fue observada en el norte chileno, una zona muy lejana con respecto al primer avistamiento confirmado.

Es un animal que puede desplazarse por encima de los 1.3 kilómetros por día, lo que equivaldría a unos 560 km durante el año. En Chile puede conseguirse en varias regiones, pero tiene mayor representatividad en lugares naturales, dejando a un lado a ciudades, pueblos o zonas rurales

Matías Barceló y Rodrigo Barahona

Matías Barceló en compañía de Rodrigo Barahona, fueron partícipes en la publicación de un trabajo de envergadura llamado: «From classical collections to citizen science: change in the distribution of the invasive blowfly Chrysomya albiceps (Wiedemann, 1819) in Chile», la cual está siendo manejada por la Bioinvasions Records.

Temperatura: ¿Factor determinante para su extensión en Sudamérica?

Varios de los autores describen que la temperatura fue una de las situaciones que llevaron a que la mosca verde pudiera expandirse:

«Esta especie es nativa de regiones tropicales, por lo tanto, los sistemas mediterráneos o subtropicales en Chile presentan las condiciones aptas para su colonización. De hecho, no existen registros hacia el sur de Chile de esta mosca. Si bien se desconoce cómo fue introducida en Chile, es probable que haya sido por medio de un vector humano, por ejemplo, alimento en mal estado o por medio de vehículos», relata Barceló.