Existe una forma de energía renovable, limpia y sostenible que proviene del mar y es la energía undimotriz, la cual es aquella generada a partir de la fuerza del oleaje y que, mediante varios tipos de tecnología, es transformada en electricidad. La energía cinética que trae el viento fricciona la superficie del agua marina originando las olas. Esta energía cinética es transformada en energía eléctrica por el accionamiento de turbinas, por eso a este tipo de energía se la conoce también como olamotriz.

las aguas de los mares y los océanos.

Las olas son ondas de energía generadas por la acción de los vientos y el calor solar, que se transmiten a la superficie de los océanos produciendo un movimiento tanto vertical, como horizontal de las moléculas del agua. Las olas tienen la capacidad de desplazarse a grandes distancias sin pérdida de energía, la cual se calcula en 10 KW por metros cuadrado de océano lo cual representa mucha energía potencialmente aprovechable. Cuantos más fuertes son las olas, más capaz es de producir energía.

Existen varias tecnologías para la obtención de electricidad a partir del oleaje basadas en la transformación de la energía cinética en energía mecánica y luego en energía eléctrica. Se han diseñado varios tipos de dispositivos que pueden estar flotantes (boyas) o anclados costa adentro, semi sumergidos, completamente sumergidos o construidos sobre la línea costera; dependiendo si están basados en el aprovechamiento de las oscilaciones de las olas, o la fuerza de choque del oleaje en la costa o las variaciones de presión bajo las olas.

Ventajas que aporta este tipo de energía:

  • Es una fuente natural renovable de energía e inagotable, por lo tanto sostenible.
  • Es completamente gratuita porque sobre el oleaje marino no se establece propiedad.
  • Es predecible en comparación con otras fuentes como la eólica o la solar. Además es autónoma.
  • No representa riesgos graves de seguridad para las personas que trabajan en las instalaciones.
  • Se le considera energía limpia porque no genera descarga de residuos en el agua, ni emite gases contaminantes a la atmósfera, ni produce ruido; además, los sistemas tecnológicos usados tienen bajo impacto ambiental.
  • Aquellos sistemas undimotrices que se basan en la extracción agua marina se pueden aparejar a otros procesos como la obtención de agua potable por desalinización y, o para la producción de otra fuente de energía verde como lo es el hidrógeno.

Las desventajas están relacionadas con el sistema tecnológico undimotriz que se emplee.

  La fuerza y regularidad del oleaje hace que el sistema solo pueda ser construido o ubicado donde el oleaje cumpla estas condiciones, es decir, está limitado a determinadas áreas. La amplitud y la dirección de la ola tienden a ser irregulares por lo que la potencia entrante es aleatoria. La eficiencia de conversión energética no siempre es alta.

  • Requiere un alto costo de inversión para su instalación, funcionamiento de las centrales y la conexión a la red eléctrica.
  • Dependiendo del tipo de sistema las condiciones de trabajo pueden ser difíciles, especialmente en sistemas sumergidos o anclados mar adentro
  • El mantenimiento es costoso especialmente en los sistemas mar adentro, ya que los anclajes deben ser revisados periódicamente.
  • Las condiciones del ambiente marino y las del clima, someten a las estructuras a la corrosión del salitre, la alta radiación solar, el viento, las tormentas, huracanes entre otros.
  • La vida marina también es un factor que puede afectar la funcionalidad de los equipos como animales de envergadura (tiburones, cetáceos). Por otra parte, el crecimiento de organismos marinos como los bivalvos y las algas, se adhieren a la superficie de las estructuras de los equipos causando un deterioro importante
  • Por otra parte, dependiendo del sistema y del área pueden impactar negativamente en actividades de navegación, pesca y recreación, cuando se utilizan como granjas energéticas playas y zonas de alta mar turísticas.

 

Países que utilizan esta fuente de energía.

Es los océanos Atlántico y Pacífico, entre las latitudes 40º y 60º es donde el aprovechamiento de este tipo de energía es más viable.

La primera planta de energía undimotriz se construyó y puso en funcionamiento en España. Actualmente posee hacia la costa atlántica, en la localidad vasca de Mutriku y en Santoña (Cantabria), en proyecto se prevé construcciones en las islas Canarias, aprovechando sus condiciones ideales.

Estados Unidos ha instalado este tipo de sistema en las localidades de New Jersey, Oregón y Hawái. Otros países de Europa, aparte de España, que disponen de estas tecnologías son Noruega, Reino Unido, Suecia, Dinamarca y Portugal. En Asia están China, India y Japón.

En la actualidad la aportación de la energía undimotriz es pequeña en comparación con otras fuentes sostenibles, no hay demasiadas estaciones generadoras como pudiera esperarse en el mundo. 

En realidad la energía undimotriz se encuentra todavía en una etapa inicial, en proceso de evolución técnica y mejora continua. Sin embargo, la energía undimotriz tiene un gran potencial como fuente limpia y renovable, con lo que se le puede augurar una mayor figuración en el futuro cercano.