Un proyecto denunciado públicamente por Ecologistas en Acción, que perjudica gravemente el ecosistema único de Los Alcornocales

Se trata de la «adecuación» de ruta para ciclistas en el Corredor Verde Dos Bahías, del Parque Natural Los Alcornocales, en otras palabras, el cementado e intervención vial de más de 30 kilómetros, para lo cual se han dotado 2 009 544 euros financiados por la UE.

Este proyecto es llevado a cabo por La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. Sin embargo, como aseguran Ecologistas en Acción, ha sido ejecutado sin evaluación ambiental previa, puesto que se trata de un Parque Natural declarado Zona de Especial Conservación (ZEC) por la Red Natura 2000 de la UE, que especifica que ante cualquier proyecto es necesario realizar la evaluación ambiental, ya que de esta forma se predice las repercusiones del mismo sobre el medio ambiente y las comunidades que habitan en dicho entorno, teniendo en cuenta los objetivos de conservación de la zona a proteger.

Las zonas de alto valor ecológico de los valles del Celemín, Alisoso y Valdeinfierno son especialmente vulnerables ante el sendero de hormigón que se ha construido. Todo apunta a que «ha sido una inversión de dinero público en un proyecto innecesario» que además afecta las dinámicas naturales del parque, su fauna y flora. Incluso, se han interrumpido cauces de ríos abruptamente con hormigón. 

En la denuncia, se exige la paralización inmediata de las obras en el tramo Lagunetas-Puente de Hierro y que se restituya su estado natural.

La selva del Mediterráneo

El Parque Natural Los Alcornocales es uno de los más grandes de España. Está cubierto casi por completo de masas forestales de bosque autóctono mediterráneo, con gran diversidad paisajística, de fauna, flora y patrimonio cultural. Esto lo convierte en todo un baluarte ecológico.

Su extraordinaria diversidad, permite diferentes aprovechamientos de tipo forestal, ganadero, cinegético, recolecta de setas y brezo, recolección de corcho, entre otros. También, se realizan actividades recreativas dentro del territorio, tales como senderismo y paseos a caballo. 

​La característica que hace especial este lugar, es su riqueza de agua, con altos niveles de precipitaciones por su posición geográfica, pero particularmente, la humedad proveniente de la costa, que se acumula formando bosques de niebla en valles estrechos y profundos denominados canutos. Estas circunstancias crean las condiciones idóneas para albergar helechos, acebos, laureles, quejigos, robles andaluces y, por supuesto, densos alcornoques.

Estatus de Parque Natural

Un territorio que se ha ganado el título de la última selva mediterránea, por su microclima similar al subtropical

Es por ello que desde 1989, el Parlamento de Andalucía lo ha declarado Parque Natural. Ahora bien, esto no lo exime de amenazas, como las obras que se están realizando en el Corredor Verde Dos Bahías, de alto impacto ambiental. 

Este corredor de 93 km, cumple dos funciones ecológicas y socioeconómicas. La primera, al convertirse en nexo entre los espacios naturales que recorre y la segunda, por contribuir al desarrollo de actividades turísticas que benefician los municipios vinculados.

Al tratarse de un espacio de gran importancia ecológica y gran patrimonio social, con figura de protección, es indispensable tomar las previsiones necesarias para garantizar su conservación por encima de intereses políticos y económicos. Queda de parte de la ciudadanía, defender este territorio especial.