En concreto, el conjunto de las actuaciones supone la puesta en marcha de 6.000 nuevos megavatios (MW), más de dos tercios de
la potencia actualmente en servicio de toda la Comunidad de Aragón.

El grupo de origen aragonés desarrollará la mitad de sus nuevos proyectos, 3.000 MW, en 66 parques fotovoltaicos y eólicos en la
provincia de Teruel, con una inversión de 2.400 millones.

Gracias al Plan Teruel, Forestalia calcula que el territorio se beneficiará con unos ingresos de más de 400 millones en los próximos
treinta años.