La compañia multinacional hotelera Iberostar, con sede en la Palma de Malloca, ha anunciado que se abastecerá con hidrógeno verde para todos sus hoteles al firmar un acuerdo con Acciona Energía y Enagás, siendo una muestra de su apuesta hacia la transción energética.

El objetivo principal es convertirse en el primer consumidor de hidrógeno renovables del sector turístico en toda España.

Esta iniciativa permitirá el abastecimiento a través de hidrógeno verde de todos los hoteles que Iberogas posee en Mallorca, lo que traerá como consecuencia una reducción del consumo de gas natural entre un 2 % y un 5 %.

Este acuerdo prevé «la venta al grupo hotelero de entre 5 y 10 toneladas, de las más de 300 toneladas de hidrógeno verde que se producirán en la que será la primera planta de hidrógeno renovable de España, situada en el municipio de Lloseta».

Este convenio se encuentra enmarcado dentro del proyecto estratégico industrial del Gobierno balear Power to Green Hydrogen Mallorca, siendo desarrollado por Acciona Energía, Enagás, IDAE y Cemex con la colaboración de Redexis.

Precisamente, Acciona Energía es la empresa encargada de garantizar la trazabilidad del suministro a través de su plataforma con tecnología blockchain GreenH2Chain.

La tecnología blockchain GreenH2Chain es una herramienta que permitirá no solo cuantificar y registrar sino también podrá monitorizar el consumo de hidrógeno renovable que recibe en el mix de su suministro de gas.

Según la vicepresidenta y CSO de Grupo Iberostar, Gloria Fluxà, explicó que «el acuerdo permitirá a la firma liderar la transición energética con hidrógeno verde en el sector hotelero para avanzar sobre nuestra propia Agenda 2030».

«Un compromiso que podría sentar la base para extender paulatinamente el consumo de energías alternativas más eficientes y respetuosas con el medio ambiente en los establecimientos del grupo a nivel global».

El hidrógeno verde de Iberostar hacia el 2030

En este sentido, Iberostar se basa en sus propios objetivos para el 2030, y estos se encuentran alineados con la Agenda de Naciones Unidas y basados en políticas de economía circular para ser libres de residuos.

Esto los hace 100 % responsable en su cadena de suministro de productos del mar en 2025, además de ser neutrales en emisiones de carbono para ese mismo año.

La mejoría no solo se podrá divisar en los indicadores de consumo de energía sino también en la salud de los ecosistemas que rodean sus hoteles, donde podrán compensar hasta un mínimo del 75 % de las emisiones mediante soluciones de carbono azul en 2030.

Adicional a ello, con este acuerdo la compañía se convierte en uno de los principales pioneros de los pilares del proyecto europeo Green Hysland, siendo su único objetivo el de «promover un ecosistema de hidrógeno verde en Mallorca que sirva de ejemplo a otras islas».

En este proyecto se incluye la construcción en la isla de una planta de electrólisis para producir más de 300 toneladas de hidrógeno renovable que será alimentada por dos plantas fotovoltaicas situadas en Petra y en Lloseta.

Asimismo, con la ejecución de este proyecto también se contempla «el uso del hidrógeno verde para la generación de calor y energía en edificios públicos y comerciales y la creación de una estación de suministro a autobuses urbanos y vehículos comerciales de última milla».