Consumir información certera durante la pandemia se ha convertido en un reto
Consumir información certera durante la pandemia se ha convertido en un reto

El siglo XXI ha sido la era la de informática y la tecnología, que con el crecimiento agigantado de las fuentes de información y la utilización de los medios de comunicación. La llegada del Covid-19 ha generado una excesiva cantidad de información en todas partes, lo que dificulta la comprensión lectora y la profundización de la información.

La infoxicación es conocida como una enfermedad digital que ha traído el cambio de vida y que ha sido consecuencia de la aparición acelerada de nuevas tecnologías . Esta provoca falta de concentración, estrés y ansiedad en los individuos, al no saber por dónde iniciar la búsqueda de información en un tema determinado.

Durante esta pandemia, son muchos los medios digitales que entregan de información. Es tanto, que no sabemos por dónde comenzar la búsqueda de datos fidedignos en relación a las medidas y cuidados frente a la presencia del virus. Esta situación, no sólo tiene su origen en la gran cantidad de información que existe en internet, también es responsabilidad de cada uno de nosotros, al no filtrar las publicaciones que vienen de fuentes oficiales y que son de nuestro interés.

En este contexto, se habla de infoxicación cuando creamos necesidades que nos parecen importantes, pero que en realidad son producto de una falsa ansiedad. Por ejemplo, cuando se tiene que hacer un trabajo para la universidad y en lugar de leer textos específicos la persona acumula páginas que no utilizará. 

Pandemia e infoxicación

Filtrar los datos que se consiguen en la web depende de cada usuario
Filtrar los datos que se consiguen en la web depende de cada usuario

Pare evitar caer en la infoxicación debemos buscar información en fuentes de calidad, es decir, es necesario generar prioridades en cuanto a la calidad de la información. Lo ideal es seleccionar dos o tres fuentes frecuentes y válidas en cuanto a credibilidad y estar atentos a las novedades que éstas poseen, además se recomienda tener un horario de búsqueda de información.

También se recomienda evitar el desorden en la búsqueda, lo principal es realizar un calendario de actividades semanales, esto será de mucha utilidad para ahorrar tiempo y un excesivo desgaste.  

Finalmente, se puede decir que para el mejor y mayor aprovechamiento del tiempo y la tecnología se logra a través de hábitos prácticos e inteligentes, tomando como referente de consulta aquellas fuentes que poseen fundamento científico.

La tecnología seguirá en crecimiento, pero es cada individuo el responsable de discriminar y seleccionar efectivamente los lugares en los cuales se extrae la información de una temática en específico.