Con la publicación del Libro Blanco para la Sostenibilidad de la Aviación en España: El camino hacia una aviación verde, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) fija directrices hacia una actividad con menor impacto negativo para el medio ambiente. La obra ha estado a cargo de su Centro de Excelencia de Sostenibilidad y ha contado con la participación de expertos provenientes de distintas empresas y universidades.

De acuerdo con su directora, Isabel Maestre, la finalidad es plantear los desafíos en materia de investigación, desarrollo e innovación. Todo ello en procura de alcanzar la sostenibilidad en el transporte aéreo. En tal sentido, se han tenido en cuenta los objetivos impulsados por la Unión Europea.

Cambio climático, economía circular y cuidado del medio ambiente local

Tráiler

En concreto, se han definido tres grandes retos en sus capítulos: el cambio climático y la transición energética, la economía circular y el cuidado del medio ambiente local. Para hacer frente a las variaciones climáticas producto de la incidencia del hombre, han fijado como meta la adopción de los combustibles sostenibles de aviación. Uno de ellos es el hidrógeno verde, que ha contado con gran aceptación. De hecho, Airbus ha tomado en cuenta esta alternativa para sus próximos proyectos. En consonancia con los objetivos europeos, apuntan hacia la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Al mismo tiempo, se están evaluando planes de desarrollo de carburantes a nivel nacional que permitan una mejor calidad y rentabilidad. También es objeto de estudio la elaboración de combustibles a partir de residuos, sobre todo de aquellos que no están siendo reutilizados.

En el apartado de economía circular, hacen referencia al reciclaje de aeronaves y componentes aeroespaciales. La finalidad es extender esta práctica en todo el país. Entre los objetivos, destacan la utilización progresiva de materiales con menor impacto medioambiental, la limitación en el uso de productos tóxicos y la apropiada gestión del agua.

En el apartado de economía circular, hacen referencia al reciclaje de aeronaves y componentes aeroespaciales. La finalidad es extender esta práctica en todo el país. Entre los objetivos, destacan la utilización progresiva de materiales con menor impacto medioambiental, la limitación en el uso de productos tóxicos y la apropiada gestión del agua.