La destrucción de los hábitats naturales y la caza furtiva son los principales culpables de la situación de vulnerabilidad de nuestra fauna. Uno de los más cercanos a la desaparición absoluta es el lince ibérico, exclusivo de nuestra península, del que quedan solo 200 ejemplares.

La acción del hombre ha traído el deterioro de distintos ecosistemas e inclusive la desaparición de muchas especies, tanto vegetales como animales, proceso que recibe el nombre de extinción. España siendo uno de los países con más biodiversidad del mundo y el país con mayor diversidad de especies de Europa, no se ha escapado de esta triste realidad. 

Según los datos del último informe sobre el estado del Patrimonio Natural y la Biodiversidad en España, elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica, contamos con más de 91 000 especies terrestres y cerca de 12 000 especies marinas vivas dispersas por nuestro territorio.

A pesar de habitar en uno de los lugares más privilegiados para el desarrollo de la vida natural, sobre nuestra fauna también se ciernen amenazas que han provocado la extinción y están provocando que muchas especies encuentren cada vez más comprometido su papel en los ecosistemas que habitan.

España habita más del 50% de las especies presentes en Europa y cerca de un 5 % de todas las especies del mundo.

Existen 445 especies catalogadas en un ‘régimen de protección especial’, en las cuales se incluyen las especies merecedoras de una particular vigilancia y protección, ya que sobre ellas se cierne alguna amenaza. 

 

Según el informe antes mencionado, 88 de estas especies se encuentran en un ‘estado vulnerable de conservación’, lo que significa que están a un paso de entrar en la categoría de ‘especie en estado de extinción’, cuya cifra actualmente en España asciende a 65 especies. 

 

Entre las especies en peligro de extinción, las más emblemáticas de España son: 

  • Cigüeña negra
  • Lince ibérico
  • Quebrantahuesos 
  • Oso pardo
  • Águila imperial blanca
  • Urogallo cantábrico
  • Foca monje del Mediterráneo
  • Visón europeo
  • Rana pirenaica
  • Malvasía cabeziblanca
  • Lagartija carpetana
  • Lagartija de Valverde

 

El ser humano ha provocado la desaparición del 83 % de los animales salvajes y de la mitad de las plantas del planeta.

 

También se tiene conocimiento de diversas especies que habitaban tanto el territorio continental como las islas españolas y que hoy en día ya no existen, usualmente aniquiladas por la caza y la destrucción de su hábitat. Entre ellas podemos mencionar:

  • Lince europeo
  • Ballena franca
  • Esturión europeo
  • Lamprea de rio
  • Pigargo europeo
  • Halcón borní 
  • Grevol
  • Gallo lira
  • Perdiz griega
  • Torillo
  • Grullo europea
  • Grulla damisela 

 

El presidente del grupo de especialistas de felinos de la UICN, el suizo Urs Breitenmoser, vaticina que el lince ibérico se extinguirá si no se reintroduce lo antes posible en nuevos territorios. Es el felino más amenazado del planeta’, del que quedan menos de 200 ejemplares y todos ellos entre el coto de Doñana y Sierra Morena, los cuales podrían verse fatalmente afectados por epidemias o incendios.

A pesar que la representación del ser humano en la tierra es apenas el 0,01 % de todos los seres vivos, su actividad ha provocado la desaparición del 83 % de los animales salvajes y de la mitad de las plantas. Conviene recordar que si no se consigue frenar la caza furtiva, la sobrepesca y los incendios provocados en los m