En una ciudad como Madrid la conectividad a través de la movilidad multimodal es el diario vivir de sus habitantes. Foto: Jo Kassis

 

La movilidad multimodal es el término empleado para referirse a la forma en que las personas se trasladan hasta su destino empleando múltiples medios de transporte: bicicleta, autobús, coche, metro, scooter eléctrico, etc. Por ejemplo, todos aquellos que se valen del metro hasta cierta estación y luego toman un autobús para cubrir su ruta al trabajo. 

Como en este paquete entra la mayoría, contar con sistemas de transporte alternativo de corto alcance es un alivio, pero no sólo eso, sino que también forma parte de la movilidad sostenible. No es de extrañar entonces, que la adopción de servicios de transporte compartido bajo demanda siga en aumento. 

Esta integridad de transporte, se refleja en los cada vez más frecuentes Scooter eléctricos, bicicletas y patinetes eléctricos de alquiler en nuestras ciudades. 

De esta movilidad compartida, un ejemplo palpable son las aplicaciones móviles para compartir viajes, que ya han superado los 500 millones de usuarios en una sola década. 

La nueva flota multimodal en Madrid

Recientemente Go To Global, proveedor de servicios de movilidad multimodal, procedente de Israel, anunció para los madrileños la propuesta de poder elegir la solución de movilidad que mejor os parezca para su desplazamiento, gracias a su flota de más de 1200 vehículos, distribuidos en 300 coches de carsharing, 450 motos eléctricas, 400 patinetes y 140 furgonetas y coches de alquiler por horas, destinados a la movilidad compartida en un área operativa enmarcada por la M-30. 

 

Ha resultado ser la flota compartida más diversa de Madrid, y los usuarios sólo necesitarán darse de alta una vez, validar su permiso de conducir y solicitar cualquiera de sus vehículos desde la app de la compañía. Otra característica, es el esquema de pecios sencillo que proponen, pues los primeros 15 minutos de desplazamiento cuesta 3 euros independientemente del tipo de vehículo que se utilice, a partir del minuto 16 se cobrará, ahora sí, según el plan seleccionado por el usuario, una cuota por cada minuto adicional, de 0.30 euros para el coche, 0.25 euros para la moto, y 0.15 euros para el patinete. 

Además, dentro de su programa de fidelización para los usuarios, por cada 10 viajes que este realice uno le saldrá gratis. 

Dentro de la app, el usuario podrá localizar en un mapa único todos los vehículos de la compañía disponibles, que puede utilizar inmediatamente o reservar durante 15 minutos.

Según un estudio de movilidad multimodal realizado por la propia compañía este año, el 70 % de los encuestados declara que la mitad de sus desplazamientos son multimodales, y esto con mayor satisfacción por el hecho de tratarse de un vehículo compartido de alquiler por minutos. Una preferencia especial de aquellas personas que deben emplear diariamente 3 o más modos de transporte en sus desplazamientos.

Este tipo de servicio integral ciertamente significa mayor autonomía para las personas que no poseen coche propio, o turistas. También, ha implicado la reducción en el uso del coche particular o simplemente en la compra de uno.