Durante años se ha debatido sobre el  daño que causa  el cigarrillo en el ser humano, pero lo que a veces se ha ignorado es el impacto que producen los desperdicios del cigarrillo en el medio ambiente. 

‘’Los filtros o colillas de cigarro están hechos de fibra de acetato de celulosa, un bioplástico. Se les considera el contaminante más numeroso del planeta, pues se encuentran unos 4.5 billones de colillas en ríos, océanos y en el suelo. Sus consecuencias en el medio ambiente son graves, ya que se trata de desperdicios tóxicos. Durante su degradación, generan nicotina, arsénico y plomo, y su proceso de descomposición es lento como el de todo tipo de plástico.’’

Además de ser un causante de la contaminación en el medio ambiente, actualmente el cigarrillo también se considera una fuente de transmisión de la COVID-19. En esta entrevista hecha por el medio ‘’eitb’’ al doctor Joseba Zabala; Especialista en Drogas y Salud Pública, Coordinador de la Iniciativa ciudadana “Porque nosotros Sí” para el avance de la Ley de Tabaco en España (XQNS), e impulsor del Grupo de trabajo ÉVICT PROJECT para el estudio de la evidencia del policonsumo Tabaco-Cannabis; se explica con ejemplos cómo las colillas del cigarrillo son un ‘’atentado’’ para el medio ambiente, y su negativa participación en el desarrollo del coronavirus.

 

‘’El doctor Joseba Zabala muestra el impacto medioambiental que tiene una colilla tirada al suelo. Explica que en la parte final del cigarro se acumulan las sustancias más tóxicas.’’

¿Cómo evitar que este problema se siga agravando?

‘’Las colillas de cigarrillo representan entre el 30 y 40% de todos los residuos recogidos cada año en la limpieza urbana y en la de las playas a escala internacional…’’

Una de las pérdidas más dolorosas para el medio ambiente, además de la contaminación de los mares y los suelos, es la tala de los árboles, ya que la madera de estos es utilizada para la fabricación del cigarrillo, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) ‘’la madera de un árbol sirve para obtener tabaco para trescientos cigarrillos. En el mundo, por año, se consumen 6000 millones de cigarrillos.’’

La mejor manera de evitar los daños ambientales, sería dejar de consumirlo, pero esto está muy lejos de suceder porque muchas personas tienen dependencia de este hábito. Así que una de las soluciones más pertinente en España, por los momentos, es botarlo en los recipientes correspondientes, o ceniceros que se tengan al alcance, ya que lanzarlos al retrete o a las alcantarillas tampoco es una solución sana, porque el residuo llega directo al mar. 

¿Y vosotros? ¿Cuál creéis que es la mejor solución para evitar los daños que causan  las colillas del cigarrillo?