Actualmente las estrategias para disminuir el impacto ambiental ya no son opcionales, y debido a la necesidad surge una ley llamada Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) en Chile, con la intención de regular la gestión de residuos, al igual que iniciativas como el proyecto que regula plásticos de un solo uso fue aprobado en la Cámara y que pronto se convertirá en una ley.

Una empresa sostenible es aquella que cumple acciones a favor del entorno, ayudando a revertir el deterioro, a mejorar el medio ambiente y bienestar social, ya que sus acciones de reciclaje, disminución de desechos, políticas energéticas y cuidado de personal las convierten en mejores instituciones para colaboradores, inversionistas y consumidores.

Una alternativa para esto es una plataforma creada en 2019 llamada Beeok Startup, es un software en la nube que permite digitalizar servicios, entregando un análisis y adaptación a las normativas medioambientales con la finalidad de ayudar a toda empresa en el proceso de transición hacia este nuevo estándar operativo.

El creador de Beeok Startup, Cristián Bustos, es ingeniero y magíster en medio ambiente de la Universidad de Chile, explica que su software revisa y analiza diariamente a primera hora las múltiples fuentes de información en cuanto a normativa ambiental, salud y seguridad, así como también el Diario Oficial, Ministerios, Servicios de Salud, Superintendencias y Servicios Ambientales.

Cristián Bustos concluye que quienes utilizaron el sistema Beeok lograron mejorar un 40 % el cumplimiento normativo de todo un año, y que actualmente las organizaciones que confían en Beeok son Vital Aguas, Polpaico, Ariztia, Cachantun, Colbún, Entel, CCU y Volvo, entre otros. La empresa ya se encuentra afinando su llegada a Colombia y en este 2021 a México.

Del mismo modo, Mimasoft es un nuevo emprendimiento de innovación chileno que elaboró una tecnología utilizando inteligencia artificial que detecta y soluciona en tiempo real problemas medioambientales, de los cuales destaca la contaminación acústica, manejo de residuos, disminución de huella de carbono y contaminación del aire pronosticando su impacto hasta 72 horas antes.

El fundador de este software es el ecologista Cristobal Molina, el cual afirma que su software mide, monitorea y analiza eficientemente la huella ambiental, así como el análisis de ciclo de vida (LCA), huella de carbono (GHG), huella hídrica (WFP), calidad del aire y contaminación acústica a través de metodologías y estándares validados internacionalmente.

Mimasoft elabora proyectos con el Ministerio de Medio Ambiente, utilizándose en la Red de Monitoreo de Ruido Ambiental junto con su partner Control Acústico, brinda información necesaria para crear la primera norma de calidad de ruidos de Chile, y a su vez ayuda a disminuir el 40 % de la huella de carbono, beneficiando económicamente en la reducción de un 60 % de horas en gestión medioambiental.

En la celebración del Día del Medio Ambiente, la Bolsa de Santiago reafirmó su compromiso con el medio ambiente con la implementación de prácticas corporativas que buscan mantener el desarrollo sostenible de sus actividades y con todo esto, la principal plaza bursátil impulsa acciones en sus operaciones considerando el uso eficiente de servicios básicos como energía eléctrica y agua.

Durante la práctica de 2020 «se redujo un 31 % de metros cúbicos de agua respecto a los utilizados en 2019, mientras que el consumo de energía en 2020 disminuyó un 48 % respecto al año anterior, sumando los esfuerzos en años anteriores, permitiendo que entre el 2016 y 2020 el consumo de agua y energía se contrajeron en un 41 % y 59 %».