Recientes estudios han dado a conocer que la basura provocada por las mascarillas incrementó en un 9.000 %, específicamente entre los meses de marzo y octubre de 2020. Dicha estadística deja ver la existencia de una interacción interesante entre las leyes gubernamentales y el surgimiento de nuevos residuos, donde están inmiscuidos las mascarillas y los utensilios de protección inherentes a la covid-19.

Cuidado con las mascarillas desechadas

Para los investigadores que estuvieron a cargo del estudio en Reino Unido, los gobiernos de los países deben implantar políticas y estrategias que fomenten la erradicación de las mascarillas desechadas, esto con el fin de dar obligatoriedad a su uso. La investigación que fue llevada a cabo por la revista Nature Sustainability, muestra que los resultados originados provienen de dos bases de datos con código abierto que son: Covid-19 Government Response Tracker y la app basada en recolección de basura Litterati.

¿Qué objetivo tenía la investigación?

Teniendo en cuenta la base de datos, los investigadores tuvieron la oportunidad de diseñar una proyección con las estrategias y políticas de cada una de las naciones, las cuales estaban encaminadas primordialmente a las medidas de enmascaramiento y gravedad de confinamiento. Por otro lado, pudo accederse a una data que contiene los índices de basura que se produjeron desde septiembre 2019 hasta julio de 2020.

Fue de la mano del doctor Keiron Roberts que se pudo conocer las influencias de las legislaciones nacionales sobre la utilización de enseres como las máscaras, cuyo impacto puede ser trascendental en la multiplicación de la basura existente en la calle.

Campañas de educación

Según lo dicho por el doctor Roberts, «Hemos comprobado que las mascarillas ensuciadas aumentan de forma exponencial a partir de marzo de 2020, lo que se traduce en un aumento de 84 veces para octubre de 2020. Hay una clara necesidad de garantizar que la exigencia del uso de estos artículos vaya acompañada de campañas de educación para limitar su liberación en el medio ambiente».

¿Cómo fue la cronología en la utilización de las mascarillas?

Durante la realización del estudio, pudo observarse que entre los meses de enero a marzo los países que buscaban obtener EPI acertados, instauraron políticas que favorecieron el distanciamiento físico. No obstante, el periodo de confinamiento más crítico sucedió de marzo a mayo, con lo cual la basura generada por el desecho de mascarillas iba en un incremento considerable.

En lo que respecta al lapso que correspondía de junio a octubre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer la importancia de utilizar mascarillas; aunado a ello, se formularon varias medidas que fomentaban el encierro y por ende, incrementan las libertades públicas para las personas. En esencia, el uso de las máscaras se maximiza en cantidades abrumadoras en ese periodo.

¿Qué recomiendan los investigadores?

Para el profesor y director de la Revolution Plastics en la Universidad de Portsmouth, Steve Fletcher, define que «a pesar de que a millones de personas se les dijo que usarán mascarillas, se les dio poca orientación sobre cómo deshacerse de ellas o reciclarlas de forma segura. Sin unas mejores prácticas de eliminación, se avecina un desastre medioambiental».

Los investigadores son muy contundentes y explican que esta basura de naturaleza pandémica se debe evitar a como dé lugar en el futuro.  Las razones que exponen se fundamentan en dos aspectos esenciales: La pandemia por covid-19 influyó en la llegada de basura con máscara. Por otra parte, las medidas de carácter gubernamental y las legislaciones nacionales pueden repercutir directamente en la aparición de basura.

Eliminación de la basura provocada por mascarillas

En consecuencia, las nuevas estrategias y direccionamientos deben estar respaldados por un asesoramiento de primer nivel, donde el papel de las infraestructuras sean relevantes a la hora de erradicar los residuos. El doctor Roberts finaliza diciendo: «Dado que los países utilizan las máscaras para apoyar las interacciones sociales, deben apoyar la eliminación segura de esta basura y, de paso, también del resto de la basura».