Existen en el mundo varias especies de pingüinos que se encuentran en peligro de extinción. En Sudamérica, las poblaciones del pingüino de Humboldt se encuentran en franca reducción, por lo que dicha especie ha sido catalogada como vulnerable en Chile. Si no se detienen los factores que han ocasionado esto, podría entrar en la fase de peligro de extinción, que es lo que está ocurriendo en Perú

Estas graciosas aves marinas, cuyo nombre científico es Spheniscus humboldti, están asociadas al ritmo de la corriente Humboldt de la cual obtienen su nombre, lo que determina que sus hábitats sólo puedan encontrarse en islotes y archipiélagos a lo largo de la costa del Océano Pacífico en Sudamérica, abarcando desde la isla Foca fuera de las costas del Perú hasta las Islas Puñihuil en Chile.

El píngüino de Humboldt tiene anualmente dos períodos de postura de huevos, en abril – mayo y septiembre – octubre, con un tiempo de eclosión entre 40 y 42 días. Sus depredadores naturales son los lobos marinos, tiburones, zorros andinos y las gaviotas que se alimentan de sus huevos y crías.

Entre los factores antropogénicos y climáticos que más han influido en la disminución significativa de las poblaciones del pingüino de Humboldt, se destacan los siguientes:

  • La intensa pesca industrial que reduce la disponibilidad de alimentos para los pingüinos, concretamente la sobrepesca de la anchoveta; además que muchos de ellos quedan enredados en las redes de arrastre.
  • Los fenómenos climáticos del Niño o la Niña, intensificados por el calentamiento global, hacen que el exceso de lluvias altere los nidos, así como también reducen la disponibilidad de alimento al hacer que la corriente Humboldt baje en profundidad y junto con ella los peces que transporta.
  • Especies nativas problemáticas: zorros andinos que entran a las reservas costeras de Perú y se alimentan de pingüinos adultos y juveniles; gaviotas y buitres se aprovechan de los huevos y polluelos sin vigilancia.
  • Especies foráneas introducidas intencional o accidentalmente por el ser humano, tales como perros, gatos salvajes y sobre todo las ratas, los cuales devoran huevos y polluelos.
  • Intromisión humana en su hábitat: se han registrado pisoteo de nidos en las colonias visitadas por humanos así como reducción de disponibilidad del guano, el cual es retirado para usarlo como fertilizante, que es su ambiente para la anidación.
  • Desarrollo industrial y turístico: construcción de plantas y puertos en Perú y Chile, cerca de sus principales colonias
  • Consumo humano de los huevos, así como la carne de las aves adultas es usada como cebo de pescado y cangrejo en el norte de Chile

La creación de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt en las costas de la comuna de la Higuera en Chile donde se protege alrededor del 80 % de la población de estas aves. Esto ha permitido frenar la disminución poblacional. En Perú, en donde están en peligro de extinción, solo se les encuentra en los islotes del Callao y en la Reserva Nacional de Paracas.

Por otra parte, desde el 2009 existe en Chile un programa para reproducción de pingüinos en cautiverio, en el Zoológico Nacional de Santiago, así como la incubación artificial de huevos que han sido abandonados por los padres.

Con todas estas estrategias se tiene la esperanza cierta de poder volver a llevar a los pingüinos Humboldt a los niveles poblacionales de seguridad.