Según estudios sobre la aceptación de implementación de nuevos tipos de generación de energía, afirman que el 60% de los españoles están más comprometidos con la sostenibilidad y el uso de energías renovables por la pandemia de la covid-19. Es decir 7 de 10 españoles priorizaría la energía solar por encima de otras alternativas.

A pesar de que se pueda pensar que el sector de energía ha sido una de las más afectadas por la crisis, en la realidad no lo es así, de hecho es que la mejor ha soportado la pandemia.

Esto supone que en cierto modo ha favorecido aquellas empresas que han calado en el mundo de las renovables, pero por el contrario ha sido un tanto agresiva en aquellas que siguen fundamentándose en energías fósiles.

En este sentido, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) explicó que el consumo de petróleo en el «2020 estuvo por debajo del 10 %, en comparación a la cifra del 2019, lo que representa 9.77 millones de barriles (mdb) diarios», respecto al año anterior; lo cual fue ocasionado por la pandemia del coronavirus.

Existe en la actualidad un escenario catastrófico para las grandes petroleras como Repsol, la cual ha perdido un «35 % de su valor en el 2020, con desplomes del 15 % cerrando el tercer trimestre con pérdidas acumuladas de 2 578 millones de euros».

Predicciones futuras

Los estudios apuntan que será poco probable que la demanda de petróleo se recupere por completo para el 2021, a menos que exista una rápida vacunación, y que esta sea masiva contra el coronavirus.

Por su parte, Mario Sáez, asociado senior Área de Energía y Regulación en Dentons, afirma que «hay un ámbito, en el que nosotros trabajamos mucho, que es la generación renovable, que probablemente no ha sufrido un impacto tan apreciable como otros».

De este modo, en diciembre de 2019 Madrid fue la sede de la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP25), es decir no sólo la pandemia ha acelerado este proceso de cambio, sino que también representantes buscaron vías para fortalecer el Acuerdo de París, siendo el foco principal disminuir las emisiones contaminantes.

Muchas empresas han invertido dinero en grandes carteras de proyectos renovables, sin lugar a dudas, las compañías petroleras han aumentado su estrategia en la adquisición de este tipo de proyectos, además de grandes inversores internacionales.

«Al final del año se ha visto convocar la primera de las subastas de capacidad renovable que si se cumplen las previsiones van a permitir instalar más de 3 000 MW anuales al menos hasta 2025, sobre la base de un precio adjudicado en la subasta para un periodo de 12 años», así lo expresa Mario Sáez.

En la actualidad, la pandemia ha evidenciado cómo las energías renovables se están conformando como un pilar fundamental en la recuperación económica y la transición ecológica en España.

Imagina Energía es una comercializadora de energía 100 % solar de España, realizó un estudio, donde se ha visto un incremento considerable de consumidores preocupados por el medio ambiente y que prefieren utilizar energía proveniente de generación 100 % renovable.