Un estudio a publicar en noviembre en la revista Science Of The Total Environment, revela que una gran cantidad de microplásticos provenientes del Océano Atlántico es transportado por el flujo de las corrientes oceánicas hacia el Mar Caribe.

Alrededor de 5.000 piezas de microplásticos flotan en el Mar Caribe por kilómetro cuadrado al día, lo que lo hace uno de los mares con mayor concentración de estos residuos.

El estudio identificó 18 polímeros de plásticos provenientes de acrílicos, pinturas y fibras sintéticas a través de muestras de agua subterránea y superficial, y de tierra de las costas de Colombia, Antigua y Barbuda, Panamá, Bonaire y Aruba.

Las concentraciones más altas fueron detectadas en el archipiélago de San Blas en Panamá.

Los datos del estudio provienen de una investigación realizada entre noviembre y diciembre de 2019, cuando el grupo de navegación eXXpedition surcó el Mar Caribe y sus costas en búsqueda de realizar una evaluación holística de microplásticos en la zona.

Emily Penn, cofundadora de eXXpedition, comentó que se quería tener un mapa detallado del tipo de plásticos que flotan en el mar, para así poder generar estratégias y soluciones para enfrentar la problemática.

El grupo hizo un análisis por computadora de las muestras recolectadas para detectar las posibles fuentes de origen. Hallaron que el 66 % de las partículas en Antigua provenían del Atlántico.

Courtene-Jones, autora principal del estudio, afirma que aunque cada país estudiado cuenta con políticas de reducción de residuos, esto no significa que haya menos plásticos.

La científica apunta que la contaminación por microplásticos es un problema transfronterizo de urgencia. «El hecho de que puedan recorrer distancias tan largas evidencia la necesidad de estrategias de colaboración internacionales».

Sin embargo, los resultados del estudio indican que la mayor parte de los plásticos analizados en cada país provienen de sus propias costas.

De acuerdo a los datos del ACP MEA3, la industria pesquera y turística generan el 20 % de los microplásticos de los ambientes marinos y costas del Mar Caribe.

El problema principal es que ambas actividades representan dos de los pilares más importantes de la economía caribeña

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo, el año pasado el rango promedio de residuos generados por persona en Latinoamérica y el Caribe ronda el kilogramo diario.

En Aruba se estima que cerca del 22 % de los residuos anuales son mal manejados. Asimismo, el 44 % en Panamá y 6 % en Colombia.

Aparte a esto, las naciones insulares enfrentan un problema de espacio: el 8.7 % de su territorio es tierra firme, lo que limita su gestión de residuos.

El PNUMA estima que solo el 54 % de los desechos se eliminan en vertederos sanitarios, por lo que el resto podría estar llegando de forma ilegal al mar.

La ONU ya trabaja en la discusión sobre un posible acuerdo internacional en materia de plásticos y microplásticos. «La solución no solo está en las estrategias de limpieza sino de la propia producción de plásticos en el mundo».