La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio han acordado realizar labores conjuntas para la construcción de una zona verde que formará parte de un desarrollo urbanístico en el sector XXIII. Con ello, buscan expandir la biodiversidad a nivel municipal al tiempo que contribuyen a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

En tal sentido, el Gobierno madrileño, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad y el Instituto Madrileño de Investigación, Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra), contribuirán con 4 000 árboles y 2 000 arbustos que serán plantados a lo largo de las 15 hectáreas que ocupará la obra en una zona que limita con el municipio de Mejorada del Campo.

Los árboles corresponden a las especies encina (quercus ilex) y pino carrasco (pinus halepensis); la coscoja (quercus coccifera), el majuelo (crataegus monogyna) y la retama (retama sphaerocarpa) constituyen la cifra total de arbustos.

Los ejemplares provienen de los Centros de Transferencia Tecnológica y los viveros de la Comunidad y el Imidra ubicados en las fincas experimentales en Arganda del Rey y El Escorial. El departamento de Agroforestal de esta institución realiza labores de conservación de las especies autóctonas junto con la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales.

Inversiones de la Comunidad

De acuerdo con Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, la Comunidad responde a las solicitudes de cada municipio que solicita su colaboración y brinda apoyo al proporcionar plantas para la expansión de áreas verdes y reducción de las emisiones de dióxido de carbono hacia la atmósfera con el fin de promover el desarrollo rural en consonancia con la preservación del medio ambiente.

La inversión consta de 69 148 euros en un plazo de cuatro años destinados al suministro de árboles que se adapten a sus condiciones, evaluación de su desarrollo y a las asesorías en materia de plantación, poda, fertilización, riego y tratamientos fitosanitarios. Estos espacios beneficiarán notablemente a la fauna animal y vegetal que hace vida en la localidad.

Para el Gobierno de Madrid, el municipio de Velilla de San Antonio es de alta importancia ecológica, ya que forma parte de las ZEPA (Zonas de Especial Protección de Aves) y los Lugares de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000. Con esta alianza entre el gobierno comunitario y las municipalidades en este ámbito, apuntan también hacia la divulgación y educación ambiental en la ciudadanía sobre los beneficios que supone la reforestación para el medio ambiente.