Estadio de fútbol
Los terrenos de juego pueden resultar aliados interesante para divulgar la conservación del medio ambiente en España, y el mundo entero.

El fútbol en España es mucho más que solamente un deporte, básicamente forma parte de la cultura nacional. El denominado “Deporte Rey” trasciende los terrenos de juego y alcanza una influencia significativa en diversos ámbitos de la vida cotidiana de los españoles. En este artículo hablaremos puntualmente sobre el medio ambiente y el fútbol español.

Tal vez te interese leer más tarde:

Influencia del fútbol en el medio ambiente

Oficialmente existe un programa lanzado por la FIFA, que contribuye a la preservación del medio ambiente. En el año 2006 inicia este proyecto ecológico con el nombre de “Football for the Planet” (Fútbol por el planeta), sin embargo no es hasta el 2014, durante el mundial realizado en Brasil, que se comienzan a ver acciones concretas hacia la preservación ecológica global.

Concretamente, estas acciones van desde la infraestructura de los estadios hasta la publicidad que hacen los clubes en sus redes sociales, y eventos. Tomando en cuenta que el fútbol español es un fenómeno que atrae y mueve masas a un gran nivel, resulta positivo para la preservación de la ecología global que los clubes más importantes hagan activismo hacia esta causa.

Estadios que contribuyen con el medio ambiente

Conozcamos dos de los campos de fútbol que presentan contribuciones al medio ambiente; uno español, y el otro sudamericano.

El Camp Nou

Camp Nou de Barcelona
Campo oficial del F.C. Barcelona.

El estadio del Fútbol Club Barcelona (Camp Nou), es uno de los terrenos de juego españoles que presenta herramientas para facilitar a sus usuarios la posibilidad de contribuir positivamente con la preservación ecológica. Aunque pueda parecer un detalle, el hecho de colocar papeleras de color amarillo, especiales para depositar los envaces de plastico, motiva a los aficionados a llevar esta conducta más allá de los limites del estadio.

Estadio Nacional Mané Garrincha

Brasil y su estadium ecológico
Campo oficial del Legião Futebol Clube.

Ubicado en Brasil, este campo cuenta con tecnología de paneles solares, los cuales 

transforman la energía de los rayos del sol en energía eléctrica. Se trata de un sistema fotovoltaico que evita completamente el consumo de energía eléctrica, y que podría ser implementado en España en los próximos años, ya que es una idea novedosa. 

La otra cara de la moneda en el fútbol

Al igual que un Yin y Yang, no todo es positivo en la relación que tiene el fútbol con el medio ambiente, este deporte representa  un nivel elevado de dióxido de carbono emanado hacia la atmósfera. Una clara muestra ocurrió en el año 2014, donde solamente en el mes que se jugaron los partidos correspondientes a la Copa del Mundo, se registró la emisión de 2.700.000 toneladas de dióxido de carbono.

Por otra parte, el material con el que comúnmente se fabrican las camisetas de los futbolistas (plástico PET) es derivado del petróleo, situación que como sabemos, no es la alternativa más ecológica. Ya existen algunos equipos que están dando un cambio a la materia prima de sus uniformes, por ejemplo, la selección de Brasil utilizó botellas de plástico recicladas para fabricar sus camisas del mundial de fútbol 2010.
En resumen, podemos decir que la relación que existe entre el fútbol español y la preservación del medio ambiente es positiva, si tomamos en consideración todos los cambios en beneficio de disminuir el impacto negativo que solía tener este deporte para el mundo, en términos de conservación verde.