Con la llegada de la COVID-19, han surgido muchos cambios en el mundo y sobre todo en la forma de vida de las personas, acarreando consecuencias psíquicas y psicológicas. Las planificaciones, jornadas de trabajo y viajes en su mayoría se paralizaron, pero un evento imposible de frenar, es un embarazo. ¿Cómo pueden sobrellevar la pandemia las mujeres embarazadas?

Al ser tan reciente la llegada de este virus, muchas incógnitas quedan abiertas y a investigación, pero un reciente estudio llamado MOOD COVID busca las respuestas a los efectos en la salud mental de esta «nueva realidad» en las mujeres embarazadas.

Proyecto MOOD COVID

Este estudio encabezado por Maria Foraster, investigadora de ISGlobal, centro impulsado por Fundación la Caixa, es uno de los diez proyectos premiados en la convocatoria AXA Research Fund, a la que se presentaron 500 candidaturas.

«Se trata de una financiación altamente competitiva, con solo un 2 % de tasa de éxito, y que dotará al estudio, que se inició en el mes de abril en el marco del proyecto BiSC, con 240 000 €».

La finalidad del proyecto, es estudiar la situación que experimentan las mujeres embarazadas, las madres jóvenes o las madres con un parto reciente y su descendencia de la Barcelona Life Study Cohort (BiSC), incluyendo los factores como «encierro, distanciamiento social y temores en torno a la inseguridad económica», que podrían tener efectos negativos en la salud mental y ser particularmente dañinos para las mujeres en estas fases tan delicadas en sus vidas.

Además, Maria Foraster afirma que, «entender el efecto en la salud mental, es esencial para el manejo adecuado de las medidas de bloqueo en estas poblaciones vulnerables durante la actual y futuras crisis».

<iframe id="gedesica.com_970x90_anchor_responsive_5_DFP" frameborder="0" scrolling="no" marginheight="0" marginwidth="0" topmargin="0" leftmargin="0" width="1" height="1"> (function () { var size='970x90|320x100', adunit = 'gedesica.com_970x90_anchor_responsive_5_DFP', xmlhttp = new XMLHttpRequest();xmlhttp.onreadystatechange = function(){if (xmlhttp.readyState == 4 && xmlhttp.status == 200){var iframe = document.getElementById(adunit).contentWindow.document;iframe.open();iframe.write(xmlhttp.responseText);iframe.close();}};xmlhttp.open("GET", 'https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/adx?iu=/147246189/'+adunit+'&sz='+encodeURI(size)+'&t=Placement_type%3Dserving&'+Date.now(), true);xmlhttp.send();})();

Participantes del proyecto

En MOOD COVID intervienen voluntarias inscritas en el proyecto BiSC, cada una de ellas habitantes en el área metropolitana de Barcelona. «Entre los meses de abril y junio de 2020, en pleno confinamiento, las mujeres respondieron diversos cuestionarios de salud mental y contaron con una línea de comunicación abierta para consultas».

Por ahora, el equipo de especialistas científicos evalúa el rendimiento del primer período y se dispone a realizar nuevos cuestionarios, debido a que el propósito es efectuar un seguimiento tanto a las madres como de sus hijos durante al menos dos años.

Por último, Maria Foraster explica, «Entre las cuestiones que queremos saber están si los meses de confinamiento se asocian a problemas de salud mental como depresión o estrés postraumático o si es posible que tenga alguna incidencia en el neurodesarrollo de los bebés».

Esta es una excelente iniciativa que podría desarrollar nuevas estrategias para ayudar a las mujeres embarazadas a sobrellevar esta nueva situación y evitar efectos negativos en la etapa de gestación o durante los primeros meses del nacimiento del bebé.