El Plan Estratégico de Reciclado de Envases de Vidrio 2020-2025 liderado por Ecovidrio ha sido presentado en Madrid, España este 21 de octubre a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y al director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Ismael Aznar, como un acuerdo compartido de superar los objetivos de reciclaje de envases de vidrio que marcan las nuevas directivas europeas y hacerlo de forma sostenible en los próximos cinco años.

Se ha realizado una reunión virtual, a la que han asistido 20 representantes de las diferentes cadenas de reciclado: la industria productora que envasa en vidrio, las principales compañías de recogida selectiva, la totalidad de plantas de tratamiento y reciclaje de vidrio españolas (14), el conjunto de fábricas vidrieras presentes en el país (13), la hostelería de España, las cadenas de distribución y la representación de los consumidores. 

La implementación de tecnologías nuevas y análisis con big data, la creación de concursos de recogida innovadora en planificación de recursos, sostenibilidad y eficiencia, las operaciones intensivas con el sector HORECA. Además, la movilización ciudadana o el aumento en las zonas gestionadas por Ecovidrio, son fundamentales en esta hoja de ruta.

Un proyecto exitoso

El reciclaje de envases de vidrio es un ejemplo de economía circular, el modelo puesto en marcha por Ecovidrio es muy versátil, ya que se adapta a las necesidades de los municipios,  apuestan por recoger un 60 % de residuos y prometen un reciclado de altísima calidad, gracias al contenedor monomaterial, los envases que los ciudadanos depositan, se reciclan al 100 % para convertirse en nuevos envases. Los objetivos que persigue este plan es luchar contra la sobreexplotación de los recursos, la transición hacia una verdadera economía circular, la lucha contra el cambio climático, y conseguir los objetivos de la Agenda 2030.

 

Ejes destacados del Plan PEREVE 2025

  1. Incremento de los niveles de contenerización y su capilaridad. Inversión de más de 36 millones de euros.
  2. Ejecución de novedosas campañas de movilización ciudadana de la mano de los ayuntamientos por valor de 38 millones de euros.
  3. Incorporación de nuevos criterios ESG a los concursos de recogida, y establecimiento de nuevos criterios de control exhaustivos para garantizar la máxima calidad y productividad.
  4. Intensificación de las operaciones HORECA, como responsables de la generación del 52 % de los residuos de envases de vidrio. Desarrollado a través de un presupuesto de más de 18 millones de euros, que contempla, además de la implementación de nuevas infraestructuras, la expansión de los servicios de recogida puerta a puerta.
  5. Incremento del volumen de zonas gestionadas por Ecovidrio. Las cifras demuestran que en estos municipios se recicla un 14 % más de media.

6. Desarrollo de un plan transversal para la mejora de la calidad del vidrio recogido a través de la potenciación del sistema de carga superior, que garantiza la máxima calidad y solo un 2 % de impropios.  

7. Uso de técnicas de business intelligence en la recogida, toma de decisiones y planificación de rutas.

8. Impulso de Planes Empresariales de Prevención orientados a la reciclabilidad del envase desde el origen.

9. Continuidad de la recogida en plantas de residuos urbanos como recogida complementaria al contenedor. Este proyecto de innovación pionero y único en Europa, invertirá más de 35 millones de euros hasta 2025.

10. Compromiso con la transparencia y las operaciones sostenibles de toda la cadena de valor de reciclado. Implementación de concursos de recogida sostenibles; apuesta por la medición, reducción y compensación de la huella de carbono, por la trazabilidad y la mejora en la transparencia del reporte de datos, y por códigos éticos internos y para proveedores.

Beneficios para el medio ambiente

Al reciclar el vidrio evitamos la utilización de nuevas materias primas, el vidrio se puede reciclar al 100 %, por ello al depositar los envases de vidrio en el contenedor evitamos la degradación de los suelos.

La fabricación de nuevos envases de vidrio se hace con materia prima a altas temperaturas y esto implica utilizar demasiada energía, algunos investigadores afirman que esto daña a la atmósfera y al planeta, en cambio, cuando se recicla se ahorra energía.

Reciclar el vidrio es luchar contra el cambio climático, porque se evitan emisiones de CO₂ a la atmósfera, uno de los principales causantes del calentamiento global. También se protege la tierra, impidiendo que aumente la cantidad de residuos en los vertederos.

Los ciudadanos responsables con el apoyo de Ecovidrio han impulsado este proyecto, para conseguir beneficios ambientales. Cuando hablamos de reciclaje, hablamos de preservar el entorno donde vivimos, además es importante pensar en las generaciones futuras y su desarrollo en el planeta Tierra.