El Plan de Recuperación de las Aves Necrofagas de Andalucía continúa con sus progresos sin precedente para la conservación de las aves en la región. En este caso, el protagonista de la historia es el milano real, ave rapaz que suele alimentarse de carroña y animales pequeños. En preparación para liberar nuevos polluelos de milano en el ambiente, se ha construido el primer recinto para la aclimatación de esta especie dentro del Parque Nacional de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

El nuevo recinto para milanos reales abarca un espacio de alrededor de 200 metros cúbicos y está preparado para suplir todas las necesidades de los ejemplares jóvenes en las semanas previas a su liberación en el medio ambiente. La construcción de estas instalaciones estuvo a cargo de La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la ONG Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) que cooperaron para dar forma a uno de los hitos más grandes en el campo de la conservación en Andalucía, el primer recinto de este tipo dirigido a el milano, el ave rapaz con la situación más precaria en territorio Andaluz.

Gracias a este recinto la efectividad de los planes de conservación y reintroducción del milano real tendrán una mayor tasa de éxito y un coste reducido a lo largo del tiempo. Además, este tipo de instalaciones también permiten estudiar de cerca las características y el desarrollo de una población creciente, lo cual a su vez permite a los investigadores involucrados en el proyecto tomar decisiones críticas que afecten inmediatamente el estado de la población y obtener información que puede ser de gran valor para los futuros esfuerzos de conservación de la especie. El recinto no solo defiende a los milanos, sino que también nos brinda experiencia e información vital para los futuros esfuerzos de conservación.

El valor de un recinto

Uno de los principales desafíos que presenta la reintroducción de especies como técnica de conservación es la siempre presente posibilidad de que los animales introducidos no se adapten bien a su nuevo ambiente. Los especímenes preparados para su liberación usualmente provienen de centros de cautiverio o laboratorios, y en algunos casos han sido relocalizados desde áreas diferentes. En muchos casos estos animales no se adaptan efectivamente a su nuevo ambiente, a veces no logran alimentarse apropiadamente o son abatidos por depredadores que conocen mejor el entorno que ellos.

Los recintos de aclimatación son una respuesta a este problema, pues consiste en una zona protegida y controlada donde los animales liberados pueden acostumbrarse al terreno y sus características de una manera segura. Estos recintos aumentan notablemente la efectividad de los planes de reintroducción de especies y además ofrecen instalaciones preparadas para otras actividades propias de los esfuerzos de conservación como conteos, marcaje y recaptura entre otras. Lo mejor de la construcción es que una vez elaborados se pueden expandir con relativa facilidad para aumentar su espacio de operaciones y el número de ejemplares que puede albergar.

Construyendo nidos

Actualmente los milanos reales son una especie casi extinta en Andalucía, sin embargo la iniciativa de conservación de aves necrofagas brinda una nueva esperanza de que la reintroducción permita a esta especie regresar a los cielos de Andalucía y no solo eso, si el recinto de aclimatación para milanos reales da los resultados esperados, estas instalaciones podrían esparcirse por otras localidades de Andalucía con la finalidad de ayudar a reintroducir y conservar otras especies.