Gedésica esta llena de consejos e información útil para que aprendas a renovarte. No sólo el consumo de productos ecológicos y reacondicionados es una parte fundamental del cambio, existe variedad de empresas y servicios que ofrecen energías renovables para tu hogar.

De momento os dejamos con un resumen de las energías que hoy en día tenemos al alcance.

Energía termosolar para calentar el agua

La energía solar térmica se utiliza fundamentalmente para producir agua caliente en el hogar. En este caso, es necesario instalar en el techo unas placas solares, cuyo costo normalmente oscila entre los 500 y 700 euros por metro cuadrado. Para calentar el agua que usa una familia, normalmente se necesitan entre 2 y 4 metros cuadrados de superficie, aunque depende mucho de la eficiencia de los paneles solares y de la zona geográfica. Aún así, se estima que una instalación de este tipo representa un ahorro de entre 75 y 150 euros al año.

Placas solares en el techo de casa

Biomasa para la calefacción

En este caso, la energía proviene de la materia orgánica, que puede obtenerse del hueso de aceituna, la cáscara de almendra y piñón, así como las astillas de madera, que son las más económicas pero necesitan más espacio de almacenamiento. Puedes instalar una caldera o estufa de este tipo en casa, pero considera que tendrás que desembolsar un 25% más en comparación con el resto de las calderas de combustibles fósiles. No obstante, la inversión inicial se amortiza en apenas 5 o 7 años y representa un ahorro considerable respecto al costo del gasoil, el gas y los radiadores eléctricos.

La biomasa puede verse similar, si proviene de hueso de aceituna, la cáscara de almendra y piñón

Fotovoltaico para producir electricidad

Los paneles solares son una excelente alternativa para producir electricidad en el hogar. Una pequeña instalación, que brinde 3kW, supone una inversión de unos 6.000 euros pero permite ahorrar aproximadamente un 20% del costo de la factura de la luz. Además, si produces más electricidad de la que consumes, puedes venderla. Por supuesto, si quieres desconectarte por completo de la red tradicional, la inversión será mayor, a partir de los 12.000 euros.

Energía eólica para uso doméstico

En este caso, se trata de instalar unos aerogeneradores, que normalmente tienen una potencia de 5 a 10 kW. Un aerogenerador pequeño cuesta entre 3.000 y 4.500 euros por cada kilovatio que produce. En dependencia del emplazamiento, el número de horas de funcionamiento y del consumo de cada hogar, esta inversión se suele amortizar en un plazo de 7 a 10 años. No obstante, lo ideal es complementar esta fuente de energía con los paneles solares.

Baterías a un precio razonable para almacenar la energía

Tesla Energy está a punto de sacar al mercado una alternativa muy interesante para las personas que apuestan por las energías renovables en su hogar: una batería de Ion Litio que tiene un diseño muy elegante y que se puede montar fácilmente en cualquier pared para almacenar la energía producida.

Estas baterías se denominan Powerwalls y por el momento solo se encuentran disponibles para el mercado estadounidense pero se espera que muy pronto lleguen a Europa. Lo mejor de todo es que el modelo de 7 kWh cuesta tan solo 3.000 dólares y el modelo de 10kW, 3.500 dólares. Ambas pueden brindar una energía constante de 2 kW, con picos de hasta 3 kW, convirtiéndose en una excelente opción para almacenar la energía y adquirir independencia del sistema tradicional.

Fuente

“Una acción concreta es escribir y viralizar tus ideas hacia otras personas que creen en lo mismo que tú”.
RAMÓN LÓPEZ-LAX. DIRECTOR GENERAL DE GEDÉSICA