Ya estaba el Coronavirus en aguas residuales de Barcelona desde 2019 según pruebas realizadas por científicos

España fue uno de los países que se vio más afectado por la crisis generada por la pandemia del COVID-19, conocida popularmente como “Coronavirus”. Una vez que las cifras alarmantes de personas recluidas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y fallecidas en los hospitales se vieran mermadas, han sido diversos los estudios científicos que se han enfocado en descubrir el origen verdadero de la pandemia, el tiempo que ha estado entre nosotros como sociedad; y claro está, si existe o no una posible cura que pueda ayudar a la humanidad a retomar las actividades cotidianas sin temor a que se genere un nuevo foco de contagio.

La mayoría de los síntomas involucran al aparato respiratorio, sin embargo, son muchos los indicios que señalan que el virus puede ser detectado en los desechos orgánicos que generan las personas como las heces. Es por esa razón que muchos gobiernos han intentado adelantarse a las oleadas de contagio siguiéndole la pista a través de las aguas residuales. Tomando en cuenta que según las declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), algunos casos pueden ser “asintomáticos” los investigadores españoles han intentado vigilar la evolución que la enfermedad tiene en la población para evitar sufrir un repunte en la curva de contagios.

Uno de los estudios fue llevado a cabo por el equipo científico de la Universidad de Barcelona (UB), con apoyo de la asociación Aguas de Barcelona, quienes se enfocaron en practicarle test de detección del COVID-19 a las aguas residuales de la ciudad, pero la sorpresa ha sido grande cuando se identificó que había presencia del mortal virus en muestras que habían sido tomadas en el año 2019, mucho antes de que se reportara la existencia de la enfermedad. Recordemos que el SARS-coV-2 fue detectado en la ciudad de Wuhan, China a finales del mes de diciembre de 2019 y no fue hasta el viernes 31 de enero de 2020 cuando “España recibió al primer caso a través de un viajero que estuvo en Alemania”.

Los detalles de la investigación

Haciendo pruebas en laboratorio sobre el COVID-19

El estudio fue liderado por el doctor Albert Bosch, quien es presidente de Sociedad Española de Virología”, y se enfocó, junto a su equipo, en hacerle seguimiento a un grupo de muestras que se hallaban congeladas desde el 2018 y 2019. “Las muestras resultaron negativas a los test aplicados, a excepción de una, que se hallaba congelada desde marzo del año 2019”, señalan los involucrados en el estudio. Este hallazgo resulta significativo, debido a que la ciudad de Barcelona es uno de los centros turísticos más importantes que tiene la nación española, con lo cual “Los primeros casos debieron haber pasado como una gripe muy fuerte”, debido a que en ese entonces ningún país había advertido la presencia de este virus.

Vale la pena acotar que esta investigación ha sido financiada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Resto Demográfico (MITECO), en un intento de involucrarse con la red de vigilancia mundial que se lleva a cabo como medida extrema para localizar casos aislados. Desde Gedésica esperamos que de esta forma disminuyan los riesgos para la salud de los ciudadanos, al menos mientras se desarrolla la esperanzadora vacuna, en la que varios proyectos científicos se hallan trabajando en el resto del mundo.

Mariana Uzcategui Muñoz.
Redactora creativa, especialista en literatura, ecología y conservación ambiental.

Síguenos en nuestras redes sociales

Un comentario sobre «Ya estaba el Coronavirus en aguas residuales de Barcelona desde 2019 según pruebas realizadas por científicos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.