España cierra algunas de sus plantas de carbón a partir del mes de julio

Durante muchos años los grupos ecologistas en Europa habrían señalado al carbón como uno de los agentes contaminantes más tóxicos que imperaban en el ambiente, la mayoría presente en fábricas y centrales que dependían de la quema del carbón para seguir produciendo. Es por estas razones que España, país que lidera el compromiso ecológico asumido en la región, “ha cerrado la mitad de las térmicas que operaban a través del combustible fósil”,  para iniciar la transición hacia el consumo y producción sostenible, según lo estipulado en el Plan de Transición Ecológica, liderado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

Según las exigencias medioambientales que ha fijado la Unión Europea al respecto, el día 30 de Julio, las plantas tendrán que parar para evitar que los gases venenosos suban a la atmósfera. Esta medida se habría acordado en la ciudad de Bruselas a través del Pacto Verde, convenio donde las naciones europeas fijaron resoluciones en pro del medio ambiente y del bienestar social.

La resolución “Es inminente”

Así lo ha declarado la Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ha estado al frente del cierre definitivo de estas empresas para sumirse a las cláusulas internacionales. Entre las centrales que sufrirán un definitivo despido están “Las centrales de Lada, La Robla, Narcea y al Central de Andorra”, algunas de ellas, con presencia histórica en el país como “La plaza de Compostilla II en Bierzo”. Si todo sale como debería, los permisos ministeriales deberían admitir cierres forzosos durante este año y también el próximo, “Dejando así solo tres plantas de carbón en territorio español; Las Asturianas de Aboño, Es Murterar y Endesa”. Si no se toman las medidas necesarias para terminar el proceso de descarbonización industrial, el país podría enfrentar una multa cuantiosa que deberá pagar a la Unión Europea por incumplir el Pacto Verde de Bruselas. Se trata de reinventar las políticas administrativas que rigen en las empresas, realizando acuerdos efectivos con los sectores corporativos, y así evitar que la producción se vea afectada drásticamente. Por otra parte, se espera que durante este fin de semana España “emita toda la energía eléctrica que consume sin rastros de carbón por primera vez”, concretándose los planes de energía renovable que el Gobierno Nacional había adoptado para la nación.

Redacción Gedésica
Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.