La recuperación del COVID-19 nos debe encaminar hacia un mundo mejor

Primero, y sólo a través de una acción global, debemos asegurar la victoria sobre la incertidumbre que esta pandemia (COVID-19) sin duda dejará en nuestra historia. La solidaridad entre los pueblos debe ser unánime, y a ser posible, debería despertar nuestra conciencia y alejarnos del egoísmo que ha gobernado nuestras vidas.

covid-19
World Coronavirus or COVID-19 attack concept. Viral disease epidemic, 3D illustration, image from space furnished by NASA

En menos de 100 días esta pandemia ha infectado a más de 2,3 millones de personas en todo el mundo según la OMS, y lejos de disminuir la velocidad de contagio, cada día se intensifica más su curva.

El COVID-19 nos dio a reflexionar que:

Sólo la coordinación de los líderes del G-20 puede minimizar las devastadoras consecuencias del COVID-19 mediante ocho acciones concretas:

  1. Parar los contagios.
    Se precisa una dirección única y reconocer a un organismo internacional como la OMS, un miembro clave de la familia de las Naciones Unidas, que coordine acciones decisivas como los tests preventivos, cuarentenas y la restricción de la movilidad.
  2. Diagnosticar las consecuencias sociales y económicas.
    Según el FMI nos enfrentamos a una crisis que fácilmente llegará a impactar en cifras de doble dígito sobre PIB global.  Si bien los países desarrollados serán capaces de recuperarse, debemos mirar también hacia el hemisferio sur, donde sin duda la falta de infraestructuras sanitarias y densidad de población propiciarán consecuencias aún más devastadoras.
  3. Fomentar la recuperación global.
    Nuestros objetivos y nuestras metas deben orientarse a estimular la acción colectiva para conservar y mejorar nuestro planeta y a la humanidad, tal y como se especifica en la Agenda para el Desarrollo Sostenible, SDG
  4. Debemos terminar con la pobreza y el hambre en todas sus formas para devolver la dignidad a la raza humana.
  5. Tenemos que cuidar el planeta y protegerlo de su degradación mediante un consumo sostenible, que inevitablemente  reducirá la sobreproducción y uso de materias primas. 
  6. Debemos asegurar que el desarrollo tecnológico prospere en armonía con la naturaleza, tanto humana como del planeta. 
  7. Debemos asegurar la paz mundial y evitar que nuestros hijos crezcan en el miedo.
  8. Por último, debemos ser conscientes de que nuestra fuerza reside en la protección del mas débil. Nuestro mejor ejemplo esta en la naturaleza, en una manada de búfalos se corre a la velocidad del más lento. Como sociedad, si queremos prosperar debemos ayudar y proteger al más débil.

Tiempos extraordinarios como este precisan medidas extraordinarias. Aprovechemos el momento para renovarnos por dentro y por fuera. Desde Gedésica invitamos a todos y cada uno de vosotr@s a dejar vuestra huella.

“Una acción concreta es escribir y viralizar tus ideas hacia otras personas que creen en lo mismo que tú”
RAMÓN LÓPEZ-LAX. DIRECTOR GENERAL DE GEDÉSICA
Síguenos en nuestras redes sociales

3 comentarios sobre «La recuperación del COVID-19 nos debe encaminar hacia un mundo mejor»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.