UE no recibirá a viajeros estadounidenses por la pandemia

El sábado 27 de Junio la Unión Europea (UE) dejó saber que “Los 27 países que conforman la organización acordaron no recibir a ningún turista que provenga de los Estados Unidos, Rusia o Brasil” mientras se lleva a cabo la etapa de desconfinamiento, ya que éstas naciones poseen las cifras más altas de contagio en el mundo según los números oficiales. Se trata de un acuerdo para evitar que vuelva a existir un contagio masivo que ponga en peligro al intento de recuperación que se lleva a cabo en estos momentos en la región.

La UE ha dado un vistazo al acuerdo que se está gestando entre las naciones que la conforman, sobre todo porque desde el 01 de julio estará parcialmente permitido hacer viajes comerciales a la región, y esta es una de las medidas con la que los gobiernos se comprometen a cuidar de sus ciudadanos. Recordamos que “Los viajes estarán disponibles de forma limitada, ya que solo 15 países recibirán vuelos internacionales”.  Tomando en cuenta que los aeropuertos europeos cerraron en marzo para contener la propagación masiva de la enfermedad, la medida significa una gran flexibilización de las posturas nacionales con respecto a la pandemia.

Decisiones diplomáticas por un bien común

Los encargados de seleccionar cuáles naciones quedarían incluidas en el nuevo permiso fueron los embajadores, quienes “Decidieron que China, Marruecos y  Australia”, son naciones que ya se encuentran parcialmente recuperadas de la emergencia sanitaria que vivieron. Por otra parte, se tomó en cuenta que en estos momentos los Estados Unidos supera los “2,5 millones de casos positivos en su territorio”; todo un récord mundial que genera preocupación internacional, por lo que se le vetó, junto a Brasil, de la medida transitoria que permitiría recibir turistas a partir de la semana próxima.La apertura comercial y turística en Europa es una de las concesiones más esperadas desde que inició la cuarentena europea, a principios de marzo. Sin embargo, se trata de una decisión que podría tener un alcance negativo si no se actúa con la necesaria “prudencia”. Se trata de volver a la cotidianidad, pero sin incentivar un retroceso en la lucha contra la expansión del virus en el resto de los países.

Redacción Gedésica
Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.