Rinoceronte, víctima del comercio humano

Rinoceronte, triste.

El rinoceronte negro, conocido científicamente como Diceros Bicornis, lucha para recuperar sus números y reponerse a la caída drástica de su población en áreas silvestres. “En el año de 1995 se contabilizaron 2.345 ejemplares, y en la actualidad se observaron 5.630”; siendo este incremento la principal razón de que se vea con esperanza el futuro de estos animales, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN,  siglas en inglés.

Actualmente, la situación de otras especies de rinoceronte no es la mejor, pues la pérdida del hábitat y la caza furtiva siguen siendo amenazas que los animales deben sortear a diario. Sin embargo, gracias a los esfuerzos internacionales y de las organizaciones ambientalistas que operan en África, “Muchas poblaciones han logrado restablecerse”, al menos para alejarse de una extinción parcial como la que vivió el Diceros Bicornis hace nueve años. Al día de hoy, se han “Reinsertado a la vida salvaje ejemplares de rinocerontes negros que se hallaban en refugios, por lo que han podido salvarse de una extinción inminente”. Esta meta se logró gracias a programas como el de African Conservation Experience, quienes trabajan con crías huérfanas de rinocerontes.

El precio de la vida silvestre

El principal peligro que corren estos mamíferos es la de la caza furtiva, y es que los cuernos que crecen sobre sus cabezas son un producto de altísimo valor económico en los mercados de Asia y de Europa. Estos cuernos de Queratina, son un producto utilizado en la Medicina Tradicional China, rama que atribuye a estos objetos poderes curativos. El origen de las matanzas de rinocerontes recae en el hecho de satisfacer la demanda de estos mercados ilegales, que no han podido ser erradicados a pesar de las solicitudes de las naciones africanas. Las cifras de animales muertos son alarmantes, de hecho, “En el año 2019 fueron cazados 769 rinocerontes blancos y negros, solo en el territorio de Sudáfrica; unos tres mamíferos al día, como mínimo, a quienes les arrancaron sus cuernos para venderlos.

Otras especies de rinocerontes con números poblacionales muy bajos incluyen al Rinoceronte Blanco, que “Sigue siendo cazado a pesar de estar protegido en áreas delimitadas para la fauna silvestre”. Por tal razón, esta especie se considera ahora “La más vulnerable de todas”, aunque la gran mayoría de su población; “Es resguardada y monitoreada actualmente en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica”; con la intención de que su estatus pase a considerarse “En Peligro para el año 2024/2025, y no en Peligro Crítico como ahora”; según señala Richard Emslie, quien es miembro de un grupo especializado en rinocerontes que colabora para La Lista Roja de la UICN. El esfuerzo va enfocado en preservarlos para que sigan siendo parte de nuestro ecosistema y así las siguientes generaciones puedan conocerlos. 

Fuentes: ABC, Conservation África, Muy Interesante, RTVE

Mariana Uzcátegui Muñoz
Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.