Muchos son los avances tecnológicos que ayudan al hombre a ejecutar de manera más eficiente y rápida las tareas que antes le demoraban mayor tiempo. Hoy nos urge ayudar al planeta, y muchos están sumando ideas con tintes ecologistas.

El mundo de la Inteligencia Artificial se ha sumado a las plantas ecológicas e incluso promete ir más allá. 

Bien es sabido que los robots realizan mejor que los humanos algunas tareas y el medio ambiente puede aprovecharlo. Investigadores de todo el mundo trabajan en una gran variedad de prototipos. Algunos de ellos destacan por habilidades muy curiosas: hacer paneles solares a toda velocidad, reciclar plásticos de forma más eficiente, estudiar los océanos y predecir posibles desastres naturales,

Estas son tres iniciativas que resaltamos en la tendencia de la tecnología verde:

Wall-B, el robot basurero

Como Wall-E, el entrañable robot que limpia la basura descuidada por los humanos en un futuro distópico del planeta Tierra, Wall-B es un robot basurero.

La compañía Sadako Technologies creó este brazo robótico controlado por un sistema de visión automática e inteligencia artificial para la recogida selectiva de restos PET en plantas de tratamiento. 

Un PC procesa las imágenes de los desechos y distingue los envases de este género de plástico, Wall-B los atrapa para separarlos del resto. Esta clase de robots reduce el coste y aumenta el volumen de restos reciclados.

Robots que reaprovechan tu teléfono

Ya no se reciclan únicamente envases, papeles de oficina o desechos orgánicos. Si hay algo que abunda en el planeta y que no deja de crecer en los últimos tiempos son los restos electrónicos. 

¿Qué se hace con un móvil estropeado? ¿Y con esa tablet que ya no sirve? En el Instituto Skolkovo de Ciencia y Tecnología de Moscú y el Instituto Tecnológico de Massachusetts colaboran para construir robots que desmonten dispositivos electrónicos para su siguiente reciclaje.

El proyecto tiene por nombre Recybot y su objetivo es crear un sistema robótico inteligente de alta velocidad que separe componentes electrónicos en partes reciclables que después se puedan volver a emplear. Para ello, se sirven de la visión artificial y de las redes neuronales.

¿Dónde podemos llevar los dispositivos que ya no nos sirven? No, no se deben lanzar al primer contenedor que veas. En su lugar, puedes entregar tu aparato viejo al mismo establecimiento donde lo compraste o en la tienda a la que vayas a adquirir uno nuevo. Aparte de esto, hay una extensa red de Puntos de Recogida de aparatos electrónicos en España. Ya no tienes excusa. Con esa pequeña acción se puede recuperar hasta el 90% del material de tu viejo móvil y contribuirás a la economía circular.

Brazos tecnológicos que apoyan el reciclaje 

Unos brazos robotizados guiados por cámaras e inteligencia artificial (IA) están ayudando a que las instalaciones municipales de Estados Unidos en materia de reciclaje reciclaje (MRF, por sus siglas en inglés). Lo que hacen es clasificar bajo un sistema de visión con inteligencia artificial, los desechos según su naturaleza y llevarlos a los salones de reutilización que cada material tiene.