Practicar running es una buena forma de comenzar a ejercitarse.
Practicar running es una buena forma de comenzar a ejercitarse

Con el verano en su apogeo muchas personas sueñan con mejorar su estado físico, pero con las restricciones del confinamiento ir al gimnasio ya no es la primera opción. Entonces, ¿qué alternativas tienen las personas para comenzar a ejercitarse? Al no poder entrenar en espacios cerrados y con muchas personas, el running se alza como la salvación para quienes desean optar por un estilo de vida más activo y saludable.

¿Qué es el running?

El running es el término con el que se denomina comúnmente la práctica de correr de forma continua a una velocidad superior al andar. El objetivo de los “runners” es recorrer ciertas distancias en tiempos determinados, por lo que la resistencia y la velocidad son las principales características de esta disciplina.

Esta actividad ha ganado muchos adeptos en años recientes. Ya sea para adquirir fuerza, mejorar su estado físico y de salud, o simplemente reducir el estrés, miles de personas son parte de la comunidad del running. En España es una de las prácticas deportivas más populares, de acuerdo a encuestas realizadas por la web especializada en estadísticas, statista, “el 10,5% de los españoles asegura practicar running“.

¿Cómo iniciar en el running?

Tener una ruta preestablecida ayudará a hacer del running un hábito.
Tener una ruta preestablecida ayudará a hacer del running un hábito.

A pesar de la incidencia del Coronavirus, el running sigue siendo una excelente actividad para fomentar la práctica del deporte. No es necesaria una gran inversión en la compra de equipamiento o membresías de gimnasios, basta con tener algunos minutos libres al día para salir a correr en el parque, la calle de vuestro barrio, la playa, montaña o cualquier espacio al aire libre con el que os sintáis más cómodos.

No hay límite de edad ni es obligatorio tener una gran capacidad atlética para empezar a correr. Todos pueden hacerlo siempre y cuando no tengan algún impedimento físico o de salud, en este caso debéis consultar a un médico antes de comenzar con esta práctica.

Pero lo más importante es las ganas que tengáis de generar un cambio en vuestro estilo de vida. Al igual que en todas las disciplinas deportivas, la motivación y fuerza de voluntad son necesarias para tener resultados con el running.

Es recomendable que tengáis un plan definido para iniciar; establecer una ruta, tiempo y distancia a correr os ayudará a generar un hábito. Por ello debéis hacerlo constantemente y de forma progresiva para comenzar a ver los cambios en vuestro cuerpo.

Una vez estéis acostumbrados a cierto recorrido y tengáis la resistencia necesaria, podéis aumentar la distancia y velocidad que corréis. Pero descansad adecuadamente y respetad los límites de vuestros cuerpos, pues ir muy de prisa sólo podría acarrear lesiones físicas.

Beneficios del running

Como toda actividad física el running trae consigo grandes beneficios para el organismo. Estos son algunos de ellos:

·         Disminuye el riesgo de padecer hipertensión o enfermedades cardiacas.

El ejercicio aeróbico mantiene en buen estado el sistema cardiovascular, mantiene la presión arterial a raya y disminuye el colesterol.

·         Previene la diabetes

El sedentarismo es el origen de muchos males del cuerpo. El running ayuda a controlar el exceso de peso y los niveles de azúcar.

·         Antiestrés natural

Mantenerse activos es muy útil para combatir el estrés de la vida cotidiana. Al correr os liberáis de todas las preocupaciones actuales, como la pandemia, situación económica, entre otras, y os centrais en terminar vuestra ruta. Cuando corremos el cuerpo libera endorfinas, dopamina, serotonina, mejor conocidas como hormonas de la felicidad, así que practicar running os mantendrá con un estado de ánimo más optimista y relajado.

Practicar running alivia el estrés cotidiano y mejora el ánimo
Practicar running alivia el estrés cotidiano y mejora el ánimo.

En resumen, el running es una práctica muy popular con la que podréis iniciar un hábito saludable e introducirse al mundo del fitness. Mejora la salud mental y física, al mantener un buen estado de ánimo y evitar los riesgos de un estilo de vida sedentario. No necesitáis gastar un montón de pasta en equipos e implementos para practicarlo, y podéis hacerlo en casi cualquier parte. Entonces dejad de poneros excusas y comenzad a correr para mejorar vuestra forma de vivir.