El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el director del proyecto LIFE INTEMARES y subdirector de biodiversidad y cambio climático de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Ignacio Torres, han expuesto el compromiso con la ciencia ciudadana en la jornada Con la mirada en el Mar, que ha organizado la Fundación Marilles en Palma de Mallorca.

«El evento también ha contado con la participación del conseller de Medi Ambient i Territori del Govern de les Illes Balears, Miquel Mir, y representantes del Institut de Ciències del Mar del CSIC, IMEDEA (CSIC-UIB), la Fundación Marilles, GEN-GOB y la Universitat de les Illes Balears».

Con este proyecto, se busca fortalecer la Red Natura 2000 marina de investigadores formada por ciudadanos, comunidades científicas y otros actores claves de la localidad. Con la principal meta de que el conocimiento científico obtenido, pueda transmitirse a la gestión de los espacios marinos protegidos, dichas actividades también son un paso a la concientización y sensibilización sobre la conservación y el uso sostenible del océano.

¿Qué es la Red Natura 2000?

EEsta red ecológica se formó con la Directiva de Aves de la UE en 1979 y en la Directiva de Hábitat de 1992, en la que finalmente se concretó. Está representada por espacios protegidos para la conservación de la biodiversidad dentro de la Unión Europea, en un principio solo estaba enfocada en las aves por la facilidad a la hora de verlas pero luego se expandió al resto de los hábitats, la fauna y la flora. Su finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies, para evitar la pérdida de biodiversidad. 

Además, «España es el país europeo que más territorio aporta a la Red tanto en términos absolutos (número de hectáreas), como relativos (porcentaje de territorio respecto al total del país)».

LIFE IP INTEMARES

fundación para biodiversidad

Este plan de conservación del medio marino, es el más grande en toda Europa, y se trata de una iniciativa a nivel nacional que integra diversos fondos, políticas y actores para la gestión de toda una red de espacios protegidos.

En consecuencia, uno de los principales objetivos es ahondar en las investigaciones para monitorizar el hábitat y las especies de interés comunitario, con el fin de sumar conocimientos, recopilar información y aportar resultados con diversas necesidades, para luego darle prioridades a determinados temas en futuros proyectos dentro de la Red Natura 2000 marina.

Además, estos estudios abren paso a desarrollar nuevas tecnologías de vigilancia que garanticen la protección y monitorización de las especies frente a posibles desarrollos de actividades ilegales en espacios marinos protegidos; siendo más viables y eficientes, tanto técnica como económicamente, hasta el año 2024 se llevará a cabo este amplio programa de acciones.

Avances del programa

En este proyecto han participado 50 investigadores con apoyo de la ciudadanía, actualmente, la iniciativa cuenta con 2 796 observadores y 264 entidades diferentes, que han informado de 12 852 observaciones, datos relevantes en el ámbito marino, donde la ciencia ciudadana es incipiente. Con la finalidad que el conocimiento científico pueda trasladarse a la gestión de los espacios marinos protegidos, así como sensibilizar sobre la conservación y el uso sostenible del océano.

«Desde el año 2018 se ha apoyado 16 proyectos de ciencia ciudadana desarrollados por diversas entidades, de los cuales 11 se vinculan a la conservación de biodiversidad terrestre y cinco se orientan al ámbito marino, con un presupuesto total de más de 1 175 000 de euros».

Concretamente, se han realizado campañas oceanográficas para mejorar el conocimiento científico de los montes submarinos del Canal de Mallorca para su posible certificación como nuevo espacio marino protegido. Además se han impulsado acciones para proteger las especies como la pardela balear, el ave marina más amenazada en Europa.

Estas acciones representan una clara puesta en escena, para asegurar un estado en la conservación de especies y hábitats en los espacios marinos protegidos.