El documental de Netflix The Game Changers ha levantado críticas entre científicos y nutricionistas. Dirigida por el oscarizado Louie Psihoyos y producida por James Cameron, Arnold Schwarzenegger y Jackie Chan, es una obra audiovisual que en su casi hora y media de duración, pone sobre la mesa una gran cantidad de estudios científicos y varios testimonios de deportistas veganos y vegetarianos que avalan que comer vegetales es ideal para lograr mejores resultados deportivos y que todos los productos de origen animal son nefastos para la salud.

A raíz de las polémicas que han derivado del documental, catalogado como sensacionalista, muchas personas se han cuestionado si es viable una alimentación vegetariana o vegana, la respuesta es un rotundo sí. Cada vez más profesionales y aficionados al deporte mantienen su buen estado físico a base de una dieta libre de proteína animal. 

La Asociación Americana de Diabetes (ADA) admitió en 2009 que las dietas vegetarianas y veganas cuidadosamente planificadas, son saludables, nutricionales y proporcionan beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Con un plan adecuado son compatibles con todas las etapas del ciclo vital, incluso el embarazo, la lactancia, la infancia, adolescencia, así como para los atletas. 

Los déficits en nutrientes pueden darse en cualquier persona que no come adecuadamente, ya sea vegano, vegetariano u omnívoro.

En un documento presentado por ADA, en conjunto con nutricionistas de Canadá y el Colegio Americano de Medicina del Deporte, se resalta la importancia de que los deportistas veganos y vegetarianos sigan una alimentación correctamente planeada y tutelada por un especialista, para evitar las carencias de vitamina B12 tan importante para los atletas de alto rendimiento.

Las mujeres atletas deben incluir en su dieta alimentos ricos en calcio, como las algas kombu, wakame, y arame, las legumbres, higos, los frutos secos y semillas de sésamo.

La vitamina D de los lácteos se puede sustituir por baños de sol y los niveles de hierro y B12 con alimentos enriquecidos en ambos nutrientes como legumbres, frutos secos, avena, espinacas y acelgas acompañados siempre de algún aderezo o bebida cítrica como limón  o naranja para favorecer su absorción. 

Abusar de los azúcares de rápida absorción, no hidratarse correctamente y excederse en el consumo de café y alcohol son los errores que un atleta jamás debe cometer

La alimentación es un factor importante a tener en cuenta para todas las personas que se ejercitan o tienen una actividad física elevada, porque de lo contrario, el rendimiento será bajo, no se mejora la forma física, aparece la fatiga y se eleva el riesgo de sufrir lesiones o enfermedades.

Muchos atletas como Carl Lewis han competido al más alto nivel deportivo alimentándose con una dieta libre de animales, Venus y Serena Williams, el ultramaratonista Scott Jurek, la triatleta Ironman Brenda Brazier, el icono del running Bart Yasso, la ciclista de ruta Lizzie Armitstead, entre otros. Cada uno de ellos ha cuidado mucho su alimentación para poder cumplir con sus objetivos y también se apoyan en los suplementos porque vale destacar que los atletas omnívoros también se suplementan. 

Si un atleta vegano o vegetariano come bien y saludable no tendrá ninguna carencia. Lo importante es llevar la dieta que mejor le haga sentir y de forma correcta para disfrutar sin problemas de su actividad deportiva por mucho tiempo. 

Los requerimientos para los atletas vegetarianos y veganos son prácticamente los mismos que para los atletas omnívoros, ya que la base de un máximo rendimiento, recuperación y aguante está en el consumo destacado de frijoles, verduras, semillas, nueces, cereales integrales y otros productos de plantas coloridas. Cualquier dieta puede ser buena o mala, simplemente hay que comer de manera sensata y ajustada para obtener los nutrientes necesarios.