En la movilidad sostenible las motocicletas y ciclomotores eléctricos se han convertido en una apuesta con gran potencial, por su menor costo a otros vehículos y la facilidad a la hora de recargar la batería. 

Por eso se sigue innovando en este sector, y esta vez os traigo una máquina curiosa, una mezcla entre ciclomotor y moto eléctrica que sirve para algo más que andar en asfalto, ya que sus cualidades en pista no pueden pasar desapercibidas. De hecho, dispone de ruedas con tacos para aquellas vías difíciles. Se trata de la CyberX. Es la alternativa perfecta de bajo mantenimiento a un motocross o una gran introducción a la alta velocidad para ciclistas inexpertos.

 

Peculiaridades relevantes 

Es un vehículo con doble suspensión, alta velocidad, transmisión por correa y autonomía de hasta 160 kilómetros, que le permiten homologarse como una bicicleta, un ciclomotor o una motocicleta eléctrica dependiendo del lugar donde transite. 

Esta máquina curiosa y atrayente, fue desarrollada por la empresa Xion Bike en Estados Unidos de Norte América, y está animada por un motor eléctrico central de 5 kW, complementado con pedales, llegando a acelerar hasta una velocidad máxima de 80 km/h.

Menudo ciclomotor, con una batería de 2,3 KWh de capacidad, que, en el caso de no utilizar los pedales, y sólo el acelerador a una velocidad de 32 km/h se puede lograr una autonomía de 120 Kilómetros, que se reducen a 80 kilómetros si se acelera a fondo. La batería extraíble se encuentra debajo del asiento de la bicicleta con un puerto lateral para cargar.

La mayoría de las bicicletas eléctricas del mercado utilizan baterías de 36v o 48v; pero este ejemplar utiliza una potente batería de iones de litio de 72 voltios y 32 ah que se carga en 6 horas con el cargador de 5 amperios incluido. 

Es un vehículo de bajo coste, el precio estimado es un poco más de 3 000 euros, que incluye un sistema de suspensión completa formada por una horquilla delantera convencional y un basculante trasero, además del motor central y la correa de transmisión. También, en su morfología, el amortiguador y el muelle parten desde debajo del asiento y unen al pedalier central en una disposición prácticamente vertical. 

Otra característica es que incluye frenos de disco con accionamiento hidráulico, neumáticos de radios con cubiertas de tacos. Su asiento es suficientemente grande para dos personas, soportando un peso de hasta 227 kilogramos.

Se puede encontrar tres medidas de cuadro, para mayor configuración ergonómica. Otro aspecto particular son las franjas LED en los lados del ciclomotor que se pueden personalizar por pedido, en definitiva, todo un valor agregado. 

 

Una homologación diversa

La Xion CyberX está entre un ciclomotor y una motocicleta eléctrica. Pero la homologación en España de un ciclomotor no puede superar los 45 km/h ni tener un motor de más de 50 centímetros cúbicos.

Mientras que en Estados Unidos la homologan como bicicleta eléctrica de clase 2, que limita la potencia a 750 W y la velocidad a 45 km/h. En Europa, la limitación de las bicicletas pedelec como vehículos EPAC es de 250 W y 25 km/h más la necesidad de ser un sistema eléctrico asistido, sin presencia de acelerador. 

Las características del CyberX lo convierten en España por ejemplo en un vehículo destinado al motocross, fuera de las zonas pavimentadas, donde si tienen autorización de circular.

Homologado como motocicleta eléctrica, se puede circular en ciudades, de forma potente y con gran autonomía, que, además, ofrece una alta visibilidad gracias al sistema de iluminación que incorpora.